El Poder Ejecutivo debería transmitirle “al expersonal de tropa que está bien proveer información en la búsqueda de detenidos desaparecidos”, dice Wilder Tayler (Inddhh)

Mañana viernes, 20 de mayo, tendrá lugar una nueva Marcha del Silencio. Luego de dos años de restricciones debido a la emergencia sanitaria, la movilización volverá a ser presencial. El reclamo por el paradero de los detenidos desaparecidos durante la dictadura volverá a plantearse con fuerza en la avenida 18 de Julio de Montevideo y otras calles del interior del país.

La consigna de este año será “¿Dónde están? La verdad sigue secuestrada, es responsabilidad del Estado”.

Ignacio Errandonea, integrante de Familiares de Detenidos Desaparecidos, reconoció que en el gobierno “hay un compromiso de palabra de continuar la búsqueda”, pero agregó que no alcanza con pagar excavaciones o realizar, “sino que hay que saber la verdad”.

¿En qué está el trabajo para la búsqueda de detenidos desaparecidos? ¿Qué obstáculos encuentra?

Nos pusimos al día de este panorama con la Institución Nacional de Derechos Humanos, que tiene esta tarea a su cargo desde 2019.

Conversamos En Perspectiva con el Dr. Wilder Tayler que, junto con la Dra. Mariana Motta, son los dos directores encargados de esta área de trabajo.


Destaques de la entrevista:

  • «La INDDHH es un tipo de institucionalidad nueva que hace a la propuesta de la democracia moderna».
  • «Este tipo de trabajo tiene que ser llevado adelante por una entidad independiente. Que no dependa del grupo político que está en el gobierno en un momento dado».
  • «En materia de hallazgos todo el ejercicio de búsqueda en el Uruguay ha sido escaso».
  • «No ha habido avance, el avance es el hallazgo o el paradero de la persona».
  • «En estos dos años no hemos podido dar respuesta todavía a lo que es el cometido fundamental de la ley que es encontrar o esclarecer».
  • «Hay otro grupo de detenidos desaparecidos que fueron privados de libertad en noviembre y diciembre de 1977 que se sabe que estuvieron en los pozos de Banfield y Quilmes (Argentina) por lo menos. Constituyen otra veintena. Podría llegar a duplicar o incluso más la cifra de detenidos desaparecidos que fueron detenidos originalmente acá. No lo sabemos con certeza. Existen indicios bastante poderosos».
  • Excavaciones en curso: «En este momento estamos en dos lugares, en el batallón 14 que es detrás del memorial. Estamos también en el servicio de material y armamento. Estamos trabajando en los polvorines».
  • «Esta semana nos llegó la autorización de cautela para reabrir la chacra de Pando».
  • Investigación por fuera de las excavaciones: «Está bastante sistematizada, se ha avanzado en eso, se han realizado muchas entrevistas y se ha ido a buscar proactivamente a la parte humana de información y también a aquellos sectores de la población que pueden aportar datos».
  • «Hay una cantidad de gente de pueblo (soldados, centinelas, cocineros, enfermeros) dispuesta a hablar. La información que llega, llega de allí. El problema es que es más difusa».
  • «Hemos agregado testigos que han aportado información que ha llevado a nuevas excavaciones, pero sin resultados».
  • Desde que asumimos aportamos «unos 15 de testigos, y hay otra quincena con la que se está trabajando».
  • «Sabemos que hay archivos sin revisar y hay unos que nunca han aparecido que son los que podrían dar las pistas más importantes: los archivos operacionales».
  • Colaboración del Poder Ejecutivo y otras organizaciones del Estado: «Hemos tenido diálogo. Fuimos invitados cuando asumió el ministro de Defensa. Eso es bueno y nos alentó mucho a tener contacto con él».
  • «Algo que nunca se ha hecho por parte de ningún Poder Ejecutivo, no solo de este, es hacer un llamamiento al expersonal de tropa para decirle que está bien proveer información en la búsqueda de detenidos desaparecidos. Porque es muy difícil en una institución jerarquizada, donde se sabe que los oficiales tienen pactos de silencio, que la tropa sea capaz de romper esa barrera».
  • «Nos importa una política proactiva de archivos».
  • Uso de nueva tecnología para mayor eficiencia en búsqueda: «Posible es, son técnicas muy caras, el aparato que hay que montar en un avión cuesta más de un millón de dólares». Y agregó que el dispositivo «detecta son las irregularidades del terreno. Un enterramiento deja una depresión pasado el tiempo. Eso es lo que se detecta».
  • «En ese clima de buena cooperación y diálogo fluído había un bache, que era el MRREE, que no nos contestaba las cartas y no nos recibían para hablar sobre temas importantes. Se subsanó con buen diálogo con el ministro Bustillo».
  • «Esta semana se anuncia la venida del grupo de trabajo sobre desaparición forzada a Uruguay, importantísimo». El grupo de expertos visitará el país del 7 al 14 de julio.
  • Utilidad de la visita: «Es el repositorio de experiencia en materia de búsqueda más importante del mundo. No hay búsqueda en el mundo en que este grupo no haya estado involucrado acaparando información durante 40 años. Y en el que no hayan formulado recomendaciones. Son los que dan las directrices generales de Naciones Unidas de como llevar adelante una búsqueda. Siguen el caso de Uruguay desde los años 80».
  • «Nos darán ideas de como seguir y harán recomendaciones al Estado que serán recomendaciones de Naciones Unidas».
  • «Mientras siga habiendo un clamor social por la búsqueda, por encontrar restos o por esclarecer circunstancias de las desapariciones, tiene que seguir».

Enlaces relacionados:

Ley de creación de la Institución Nacional de Derechos Humanos

Ley que da a la Inddhh el cometido de buscar detenidos desaparecidos (2019)

Cuarto Informe sobre la Búsqueda de Detenidos Desaparecidos, de la Inddhh

En Perspectiva

Periodismo con vocación de servicio público. Conducen Emiliano Cotelo y Romina Andrioli. Con Gabriela Pintos, Rosario Castellanos y Gastón González Napoli. Producción: Rodrigo Abelenda y Agustina Rovetta. De lunes a viernes de 7 a 12 en Radiomundo 1170.

Notas Relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*Es obligatorio poner nombre y apellido