22 muertos en siniestros de tránsito en la primera quincena de 2023

Foto: Pablo Vignali / adhocFOTOS

En la primera quincena del año hubo 22 muertes en accidentes de tránsito, una menos que en igual período de 2022.

Pese a que las estadísticas no variaron demasiado de un año al otro, las autoridades de la Unidad Nacional de Seguridad Vial (Unasev) manifestaron su preocupación esta semana, ya que se está lejos del objetivo fijado por el organismo de disminuir 50% los siniestros fatales en un plazo de diez años.

La Unasev se reunirá hoy para analizar las cifras. El director, Carlos Manzor dijo a la diaria que se evalúa emitir una declaración para solicitar a las intendencias que acentúen las fiscalizaciones, ya que la Unasev no tiene equipos para llevar a cabo tareas de control. “Debemos fiscalizar lo que realmente se debe fiscalizar, no si pagué la patente o no pagué la patente. Tenemos que acentuar la fiscalización del uso del cinturón, el casco, si la parte mecánica está bien…”, apuntó.

Para el director de la Unasev, las causas del problema son diversas, desde “distracción hasta mal manejo”. “Creo que debemos acentuar que manejar no es un deporte, no es un divertimento, sino una responsabilidad”, acotó.

Señaló que en su mayoría los fallecidos son jóvenes y varones. “Estamos perdiendo la juventud. 60% de los fallecidos en accidentes de tránsito tienen entre 15 y 29 años. No puede ser”, apuntó.

Manzor señaló que “siempre enero, durante las vacaciones” es el mes “más embromado” porque las personas “salen como locas y pasa lo que pasa”.

La Tertulia de los Miércoles con Gabriel Budiño, Leonardo Costa, Juan Pedro Mir y Fernanda Sfeir.

Viene de:
Seguridad social y educación: Mayoría rechaza las reformas pero el desconocimiento es alto, según encuesta de Equipos

Continúa en:
Sobrepoblación y hacinamiento en las cárceles uruguayas… Y otros telegramas

En Perspectiva

Periodismo con vocación de servicio público. Conducen Emiliano Cotelo y Romina Andrioli. Con Gabriela Pintos y Gastón González Napoli. Producción: Rodrigo Abelenda y Florencia Nobelasco. De lunes a viernes de 7 a 12 en Radiomundo 1170.

Notas Relacionadas

2 Comentarios

  • Hay varias medidas, algunas serían sencillas y quizá se vaya más o menos en esa dirección. Otras son costosas e implicarían un cambio ideológico y en la asignación de recursos. Estas últimas las creo improbables.

    1. Escuchen la entrevista en esta misma radio a Alejandro Furas, secretario de Latin NCAP. Lo que hace o no seguro a un vehículo es cómo se comporta frente a un accidente y no la cantidad de gadgets de seguridad que incorpora. Esos gadgets ayudan, pero por ejemplo si la estructura del habitáculo colapsa o si el motor se mete adentro del habitáculo, entonces el pasajero muere aplastado con airbags y todo. Se le podría plantear a todo el que vaya a vender un modelo nuevo de vehículo en el país, como parte del trámite de homologación, pagar una tasa que cubra íntegramente los costos del test -si no existe ya hecho a un vehículo idéntico-. También que se deba pegar al vehículo una etiqueta bien visible con la información de cómo salió en el test, qué tan bien protege a los ocupantes en tal o cual tipo de impacto.

    2. Liberar la importación de vehículos usados de los países desarrollados, que ya vengan con una inspección técnica en origen y que se etiqueten acá en función de los resultados del test de choque en origen. Atentos los liberales de verdad, que esto de prohibir la importación de autos usados es un pedido de ASCOMA que data del gobierno de Lacalle padre, pasó por Sanguinetti, por Batlle, por todos los gobiernos del FA y sigue ahí, con este otro también autpercibido liberal. Ser liberal no es sólo defender lo que le conviene a las empresas, también debería valer para que el consumidor compre por menos plata cosas mejores. Con 3000 o 4000 dólares en Europa o USA se compra un auto mucho más seguro que el que se puede comprar acá usado por 10.000 o 0km por más de 15000.

    3. Estoy en desacuerdo con Costa en que los controles tienen que ostentar preavisos para que el conductor que se tiene que portar bien los próximos metros. Para asegurarse el acatamiento estricto de los límites de velocidad durante todo el viaje se precisaría un control de esos cada pocos metros. La manera de disciplinar a la gente es generando la sensación de panóptico: que uno sepa que lo pueden controlar, pero no sepa ni cómo ni cuando obliga a portarse bien todo el tiempo. Lo que precisamos son conductores que se cuiden solos, que sean su propio censor, no jugar al gato y al ratón con ellos.

    4. Conducir no es un derecho, es un privilegio para gente que dé muestras de comprensión de las normas, de aplomo en el tráfico, de autorregulación de las emociones, etc. La licencia se debería obtener con pruebas mucho más rigurosas y perderse en caso de reiteradas indisciplinas graves, incluso quizá llegando a la inhabilitación vitalicia.

    5. Tiene razón MIR en lo que comenta del 151. Todo el mundo de la clase media bien pensante y progresista tiene cierto rechazo por ese símbolo individualista de estatus que otrora fue el automóvil. Para la gente que se compra un cachilo por 2000 0 3000 dólares para poderse mover no es un símbolo, es la forma de que les rinda el día para trabajar. Parte del problema es la segregación territorial. Montevideo expulsa cada vez más gente hacia su periferia e incluso hacia San José y Canelones. La gente no puede pagar el costo del suelo en lugares próximos a su trabajo y entonces tiene que optar entre viajes de hora y media o dos horas en transporte colectivo o subirse a «algo» que le baje los tiempos de desplazamiento. El 306 de Casabó a Carrasco viaja más de dos horas, igual que el 370 del Cerro a Portones, a lo que hay que sumarle las esperas y que después de media noche casi no hay servicio. Esto es uno de los problemas más difíciles para nuestra idiosincrasia, porque la solución implica regular el sacrosanto mercado inmobiliario. Ni el FA se animó a regular la construcción para que haya vivienda económica «entreverada» con la vivienda para la clase alta. Si, por ejemplo, todo el personal del servicio doméstico o del comercio vive a 30 km de su lugar de trabajo, no se les puede pedir que se muevan en transporte colectivo (ni que sus hijos se encuentren ya no en la escuela, pero aunque sea en la vereda). Lugares como Pando, Playa Pascual o El Pinar están más o menos a 30 km del centro.

    6. Aún así, si todo el mundo tiene auto y lo quiere usar, ya no le sirve a nadie. El transporte público es la solución de verdad, pero en superficie y basado en ómnibus es lento. Desafío a alguien a que me encuentre una aglomeración urbana europea de 1.800.000 habitantes que no tenga ni una línea de tranvía. Hasta donde me he fijado, no existe tal cosa. Una concentración urbana del tamaño de Montevideo en Europa tendría más de una línea de metro y trenes de cercanías también. Cuando se quiere importar de allá el modelo de la ciclovía y el corredor del ómnibus no hay que olvidar que eso es allá apenas un complemento del transporte pesado. Las troncales son todas por riel y casi sin cruces con el tráfico vehicular. Esto acá jamás se va a resolver como en el mundo desarrollado y siempre va a ser penoso viajar para la gente que sea expulsada de la zona central por el mercado inmobiliario. Al FA ya no le importa invertir en infraestructura pesada y prefiere «civilizar» el tráfico obstaculizando el uso del automóvil, pero sin ofrecer nada mejor. Méndez Galain argumentó incluso acá y en otras entrevistas que ni precisamos rieles, que tenemos poca gente para eso.

  • Considero, uno de los problema son las empresas de transporte públicos, desde las unidades q usan, muy grandes ,para las calles de la ciudad de Montevideo ,los recorridos y las frecuencias, no tienen respeto p el usuario. En esto solo importa el costo- beneficio de las empresas .
    Así las personas viviendo en zonas alejadas se hacen de cualquier chatarra para movilizarse

    También es responsable el sistema educativo no se imparte educación vial en los colegios y liceos. La educación no enseña al ciudadano sus derechos y deberes ,ésto se debe aprender desde la más temprana edad.

    Es lo mismo q el primer tema de tertulia Carecemos de educación para respetar leyes y decretos,No sabemos vivir en sociedad. Para q votamos a nuestros representantes, si no cumplimos con sus leyes.

    No vivimos en democracia, tomamos los símbolos de esta.Cuantos saben que democracia?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*Es obligatorio poner nombre y apellido