Chile: Rechazo a la nueva constitución triunfó con holgura en plebiscito

Foto: Martin BERNETTI / AFP

La población de Chile rechazó ayer de manera contundente la propuesta de reforma constitucional que fue sometida a plebiscito.

En una consulta con voto obligatorio, que no es lo habitual en Chile, y con una participación histórica de la ciudadanía, el 62% dijo NO al texto que había sido redactado por la Convención Constitucional, electa como forma de encauzar el malestar social que estalló sorpresivamente con las manifestaciones masivas de fines de 2019. Todas las encuestas habían anticipado el triunfo del «Rechazo» pero ninguna con tanta holgura.

Recordemos que el “plebiscito de entrada” a este proceso tuvo lugar el 25 de octubre de 2020, y en esa ocasión el 78% dijo que quería una nueva Constitución para Chile.

El nuevo texto, de 388 artículos y elaborado durante un año, consagraba la plurinacionalidad indígena y establecía un nuevo catálogo de derechos sociales en salud, aborto, educación y pensiones, con un marcado énfasis medioambiental, aunque manteniendo el modelo de economía de mercado. Incluso entre quienes promovían la opción Apruebo varios referentes reconocían que la reforma tenía problemas y descuidos y que, en caso de que saliera adelante, sería necesario modificarla.

El presidente Gabriel Borich, que llegó al poder en marzo impulsado por el descontento de hace tres años y que apoyaba la propuesta de reforma, habló al país sobre las nueve de la noche hora local.

«Hoy ha hablado el pueblo de Chile, y lo ha hecho de manera fuerte y clara (…) No quedó satisfecho con la propuesta de Constitución que la Convención le presentó a Chile y, por ende, ha decidido rechazarla de manera clara en las urnas. Recojo con mucha humildad este mensaje y lo hago propio. Hay que escuchar la voz del pueblo».

Tanto Boric como los distintos sectores que respaldaron la opción del Rechazo dejaron claro que ahora se abre otro proceso constituyente, que implicará la redacción de un nuevo documento y el regreso a las urnas.

La Tertulia de los Lunes con Martín Bueno, Santiago Gutiérrez, Eleonora Navatta y Miguel Brechner.

Continúa en:
Argentina: Intento de magnicidio a Cristina Fernández generó repudio en todo el arco político

Candela Stewart

Notas Relacionadas

2 Comentarios

  • La pregunta interesante que se podrían haber hecho los integrantes de La Tertulia es qué habrían votado si hubieran sido parte del padrón electoral. Yo me hice la pregunta y, con la información que tengo y luego de hacer un balance, habría votado en contra. Algunos aspectos sobre derechos económicos y cuidado del ambiente los considero un avance y algo deseable para cualquier constitución. Pero no deja de ser una constitución que institucionaliza el racismo y la cuotificación de la vida política del país y hasta de la justicia. En definitiva, es una constitución inspirada de la –a mi juicio– vaporosa «teoría de las interseccionalidades», cosa que considero retrógrada y nefasta para organizar cualquier sociedad.

    Dice Navatta que un rapanui no tiene nada que ver con un mapuche y a mi se me ponen los pelos de punta. ¿Enserio aceptamos que «no tienen nada que ver»? ¿Hasta el punto de que tengan que tener leyes y un sistema de justicia diferenciado? Y si hay una disputa judicial entre un mapuche y un no mapuche, ¿qué leyes regulan esa convivencia? Deberían tener estados independientes con territorios disjuntos, entonces.

    El caos que esta forma de filosofía esencialista plantea es enorme. ¿Cómo la especie humana, que es por naturaleza migrante y mestiza pero con un origen común, se puede dividir en clases separadas por criterios raciales? ¿Quién decide de qué lado de esa frontera jurídica cae cada ciudadano, qué tanta «pureza racial» tiene para calificar? ¿Hacen como hacían los nazis, definiendo características fenotípicas y estudiando árboles genealógicos para decidir quién es judío y quien no? Las leyes de Nüremberg hacían justamente eso, porque ellos también habían inventado derechos diferenciados por razas. ¿O tal vez van por la vía de la autopercepción, como hacen con las nuevas teorías del género? ¿Podría por ejemplo alguien declarar que se autopercibe indígena para beneficiarse de los privilegios que le den las nuevas leyes raciales? ¿O va a haber un tribunal de pureza racial que lo decida? Cuando inventan esa historia de los «pueblos originarios» el ruido que introducen en el sistema jurídico. Hagan lo que hagan es un regreso a los períodos más oscuros de la humanidad, como lo han sido siempre las reacciones contra la racionalidad y el materialismo para abrazar el esencialismo y la lucha identitaria.

    Hasta donde se sabe hoy, la humanidad es originaria toda del cuerno de África, de una zona entre los actuales estados de Kenia y Tanzania. Fijar quiénes son «los originarios» en el actual estado chileno es un capricho de quienes ahora están escribiendo la historia a su antojo. Nadie sabe hasta hoy cuáles fueron los primeros pueblos que llegaron a América ni dónde se asentaron. En Uruguay, de hecho, hay una discusión de si ciertos hallazgos recientes prueban la existencia de humanos hace más de 10.000 años, cosa que hasta hace un tiempo se pensaba improbable.

    Nadie sabe muy bien tampoco si hubo más de una oleada migratoria hacia lo que hoy llamamos América antes de que llegaran los los españoles. Esos pueblos anteriores al colonialismo hispánico también guerreaban, se invadían, se sometían y se mataban por territorios. También lo hicieron en Europa germanos, moros, griegos, fenicios, mongoles, eslavos y tantos otros pueblos. Pensar que «lo europeo» es una suerte de unidad racial es otro capricho sin sentido y basta con atravesar ese continente para ver que la diversidad y el mestizaje, con todos los grises que eso genera, son la regla. Europa es un cruce de caminos y un entrevero fenomenal. ¡|Ojalá la izquierda se dejara de embromar con el narcisismo de la identidad racial! Eso no es progresista, eso atrasa la historia. Tampoco resuelve la contradicción fundamental de la sociedad capitalista, que es entre capital y trabajo. No en vano es un invento importado de la sociología de USA, país que no tiene izquierda con expresión política y en el que la lucha de clases está reemplazada por el discurso racial y de géneros. Los think tanks demócratas ni en sus sueños se habrían imaginado la influencia que terminaron teniendo en la izquierda latinoamericana, al punto de ser hoy día la usina de pensamiento en la cual se inspira el progresismo de AL.

    En definitiva, una oportunidad perdida. Si yo hubiera votado, con mucha pena habría elegido el mal menor de no introducir discriminación racial y de géneros en la constitución y mantener esta hasta tanto se puede repensar todo desde una perspectiva materialista.

  • En estos días se habló en el programa del CONSERVADURISMO, lo traigo ahora por las consideraciones de los tertulianos y cierto recurso reiterado de medir hechos en otros países con la vara de nuestra idiosincrasia; a mi parecer, un error ombliguista, acaso arrogante además.

    La constitución rechazada tenía varios vicios, la extensión, el detallismo, puntos muy polémicos, cierto aire progre elitista y demasiada agenda; se podría catalogar de sui géneris, también y sin duda, de INNOVADORA.
    La pregunta que me surge es la obvia ¿era o no mejor que la neoliberal vigente?

    EL RESULTADO FINAL FUE POR DESTROZO, quiero hacer puntualizaciones sobre Boric (ponderado en la izquierda, a mi juicio por demás) desde antes de asumir y en ahora curso, sistemáticamente viene siendo erosionando con una constante y efectiva campaña crítica encabezada por los medios hegemónicos, todos de derecha y él a la tibia defensiva con escaso impulso para diseñar estrategias en favor de la constitución que votó, dejó entonces un gran flanco abierto con fuerte viento en contra, sin convencer al electorado contrario y desilusionado al propio; su próximo horizonte luce brumoso como poco.
    Pobre su labor, pobre, la alta política y la mediocre también, no toleran INOCENTES NOVATADAS VOLUNTARISTAS (ver A. Fernández en Argentina)

    Se nombró al tuit de Petro en la charla, una intromisión insolente en los asuntos internos de otro país hermano ¿por qué haría tal osadía ? En el texto está la respuesta «revivió Pinochet», traducido quiere decir; avivate Boric que están sentando en el sillón de la Moneda al fantasma del dictador asesino. Hay gente que pasa mal allá, tienen necesidades y también tienen, televisión, ese aparato con la capacidad de macerar el albedrío.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*Es obligatorio poner nombre y apellido