Serrat recibió el título de Doctor Honoris Causa de la Udelar

Foto: Javier Calvelo / adhocFOTOS

Joan Manuel Serrat recibió este miércoles el título de Doctor Honoris Causa de la Universidad de la República. La ceremonia tuvo lugar en el Paraninfo de esa casa de estudios.

El martes de noche, el cantautor catalán de 78 años brindó el último recital de su carrera profesional en Montevideo, en medio de su gira de despedida denominada “El vicio de cantar (1965-2022)”.

El miércoles al mediodía almorzó con José Mujica y Lucía Topolansky en un hotel de la rambla de Pocitos donde se alojaba. Un rato después, Serrat se trasladó al Paraninfo de la Universidad de la República para la ceremonia donde recibió el doctorado Honoris Causa, una distinción que esa institución otorga «a quienes hayan prestado una contribución notable al progreso de la ciencia, la cultura o el bienestar general».

El profesor Claudio Rinaldi, músico, egresado de la Facultad de Agronomía y principal impulsor de la entrega de este título, dijo en el acto que Serrat «pertenece a una generación que a través de la canción ha hecho pensar, emocionar y decidir a millones de personas», en una época “en que la solidaridad aun no estaba tan devaluada”.

Rinaldi sostuvo que en Uruguay la población originaria fue casi exterminada y por eso nuestra música popular se fue gestando a partir de elementos y cantores provenientes del exterior, como Serrat.

“Sepa que su canto, su música es parte de la matriz de los uruguayos y está ya en la genética de este canto popular que se sigue gestando día a día. Solo voy a nombrar cuatro nombres: Ruben Lena, Víctor Lima, Washington Benavidez y Alfredo Zitarrosa. Son nombres fundamentales en la creación de nuestro canto. No son los únicos y usted, Serrat, sin ningún lugar a dudas integra desde el principio de la obra esa cuadrilla encargada de volvernos a dar identidad musical”

Serrat agradeció el reconocimiento con un mensaje que había escrito previamente:

“Me siento muy orgulloso de que una casa de estudios como la Universidad de la República me premie con un doctorado que han compartido grandes artistas y amigos míos, como (Eduardo) Galeano, como (Mario) Benedetti, Daniel (Viglietti), (Alfredo) Zitarrosa. Me siento tan a gusto entre ellos que no sé si aquí no faltaría una botella de vino para poder estar a la altura del acto”

La Tertulia de los Viernes con Alejandro Abal, Marcia Collazo, Juan Grompone y Gonzalo Pérez del Castillo.

Continúa en:
Población mundial superó los 8.000 millones de personas

En Perspectiva

Periodismo con vocación de servicio público. Conducen Emiliano Cotelo y Romina Andrioli. Con Gabriela Pintos, Rosario Castellanos y Gastón González Napoli. Producción: Rodrigo Abelenda y Agustina Rovetta. De lunes a viernes de 7 a 12 en Radiomundo 1170.

Notas Relacionadas

7 Comentarios

  • Que pasa que se está subiendo el programa “ la tertulia” , (si es que lo hacen); tan tarde?
    José

  • No lució la tertulia de los viernes, por el contrario, tropezó feo y mal; es cierto que el «viernes» supo tener elencos que dejaron muy, muy alta la vara, hoy pareció un intercambio ríspido del peor estilo tuitero, me apenó de veras y apagué la radio.

    Que Picasso fuera republicano o Dalí franquista, no los hace menos gigantes de la pintura, ni en igual talante podría mencionar a García Márquez y Vargas Llosa; sobran ejemplos de personas altamente destacadas para iguales ejemplos.

    Abal de entrada nomás «la pudrió», reaccionó de mal talante Marcia y Gonzalo insistió en derrapar mas abajo todavía, Juan acaso tan sorprendido por la deriva como Emiliano con el extintor apagando las llamas y tratando de no perder la elegancia.

    ¿Serrat? ¡UN GRANDE! banda sonora de varias generaciones de uruguayos, artista cabal, generador estético con gran cercanía hacia la gente, mucho se pudo haber dicho de él desde «letra y música», pero sucedió lo opuesto, pudieron más los egos inflamados de los charlantes con bandera de etiqueta partidaria.

    Por esa senda NO ES, ni el arte, la ciencia…y tampoco la política.

    saludos fraternos y perdón por el amargo y sincero comentario que expresa mi decepción.

  • La verdad quede sorprendida. Casi no hablaron de Serrat y no focalizaron el tema planteado por la producción. Tomaron un perfil político partidario Uruguayo. Gonzalo hablo de amigos uruguayos del canta autor ,salto con la Onu, con el socialismo real, con el conservadurismo de Serrat. Abal siempre con el mismo cántico.Pero Grompone dijo no conocer la trayectoria de Serrat, y luego, aseguró w sus canciones son todas de izquierda. Demostró q jamás oyó su poesía, Grompone es un profesional reconocido en Uruguay, como asevera sin pruebas. Lamento, la produccion realizó un muy buen trabajo y 3 viejitos muy queridos lo arruinaron.Marcia no se quedó atrás. Saludos

  • Una pena que una tertulia orientada a tratar el reconocimiento como Honoris Causa de Joan Manuel Serrat, alguien con una vasta trayectoria vinculado incluso a nuestro país se haya desvirtuado tanto por no haber sido capaces de mantener el tema de la convocatoria.

  • Serrat, un grande. Por la poesía que elige cantar, por su voz, por su música. Sus canciones ponen en letra y música que la vida es un naufragio: ilusiones, esperanzas, optimismo que se van deshilachando poco a poco, dejando lugar a una serena resignación y un puñado de recuerdos. Quo vadis, parece decirnos melancólico este trovador al tiempo que nos hace recordar lo que los romanos sabían hace 2 milenios: «memento mori».

    ¿Son de izquierda las canciones de Serrat? ¿Sinceramente tuyo, De vez en cuando la vida, Romance del curro «El Palmo», Elegía, Lucía, son de izquierda? No, no lo creo. Arrancaron para donde lamentablemente van siempre: Cuba. La razón por la cual Pérez del Castillo se autopercibe de izquierda –y ojo, en este mundo posmo, la autopercepción es ley– pero integra y defiende a un partido que está aliado a un gobierno de derecha, que se preocupa por lo que llama «malla oro» al tiempo que cae el salario real con crecimiento del PIB. Quo vadis Mieres? ¿Cuba es el parteaguas en el Uruguay del S XXI? ¿Eso es más importante que el salario, el empleo, la justicia tributaria, las jubilaciones y pensiones? ¿Qué relación tiene la política de Cuba con la del Uruguay gobernado por el FA?

    Entre la gente del FA que habla de «lucha de géneros» y quienes se autoperciben de izquierda desde un gobierno de derecha, creo que lo único que nos puede liberar es la resignación a que aquél mundo ordenado y estructurado del S XX se fue para no volver. Cuba da para todo y el día que falte, yo no sé qué va a usar la derecha para persuadirnos de votar a la derecha. La mejor razón para no criticar a Cuba es que la derecha nos exige día a día un auto de fé. Cuando hablan de política, de ciencia o de la música de Serrat, siempre, siempre, todo se reduce a Cuba (recordar que por ahora Venezuela fue absuelta por el sumo sacerdote Biden).

    Por cierto: la udelar tiene al menos un honoris causa de derecha: Mario Vargas Llosa.

  • Con permiso del gran Serrat, me quedé pensando sobre cosas que Pérez del Castillo y Abal podrían considerar respecto a la geopolítica y los intereses que están detrás de la buena o mala fama que se le da a los regímenes.

    Se acaba de firmar un México un acuerdo entre el gobierno de Venezuela y el de USA, por el cual la oposición venezolana reinicia un diálogo con el gobierno y a cambio USA le desbloquea dinero a Venezuela. Hasta no hace mucho, la derecha vernácula criticaba la estrategia de sentar en la mesa a negociar a gobierno y oposición, que era promovida por México y seguida por Uruguay. En su lugar querían integrarse al «Grupo de Lima», que tenía una estrategia de «mano dura», un discurso de que «no se puede negociar con una dictadura», que el gobierno venezolano no es creíble y que había que apostar a desestabilizarlo, bloquearle el dinero y asignarle a Guaidó la custodia del mismo. En términos prácticos, USA y sus acólitos pretendían modificar la realidad sobre la base de llamarle gobierno a alguien que no controlaba un solo metro cuadrado de territorio venezolano. Negar la realidad es una necedad, pero alguna gente cree que está arriba de un pedestal moral que les permite incluso discutir con el mundo material. Esa discusión absurda fue tema de debate en la campaña electoral, con la derecha fustigando al FA por no condenar al gobierno venezolano tal como ahora y desde siempre fustiga al FA por no condenar al gobierno cubano.

    ¿Y? ¿Qué pasó con el «presidente encargado»? ¿Le quitaron la encargatura? Pasó la guerra en Ucrania, pasó que la NATO al entrar en esta guerra total quiere dejar de consumir hidrocarburos rusos y pasó que Biden fue llamado por la realidad material, esa que tanto trataron de desconocer antes. Ahora súbitamente ir a negociar a la mexicana está bien y el gobierno venezolano es un interlocutor creíble. El régimen de Washington celebra que el de Caracas acuerde con su oposición interna, de modo que implícitamente le cree al gobierno, porque si no, se estaría celebrando un engaño. Justo de puro rebote, el gobierno uruguayo, fiel a su política de alineación automática con USA, ahora quiere abrir una embajada en Caracas y para eso recicló a un viejo político blanco que hace años está sin cargos y jamás tuvo actuación diplomática. Hasta hace no mucho el tema de crítica de la derecha a la política exterior del FA era la falta de profesionalismo de la cancillería, el tejer relaciones por motivos meramente ideológicos en lugar de ir a hacer negocios. ¿Qué plan de negocios con Venezuela tenemos, como para justificar esta embajada? ¿Es Da Rosa la persona para ocuparse de eso?

    Cuba no es un país pluralista, pero tiene a pesar de sus restricciones ciertos espacios de democracia, como por ejemplo el plebiscito que se acaba de hacer para modificar leyes de familia. También tiene algunos indicadores sociales que son de los mejores de América y que son francamente también precondiciones para ejercer cualquier forma de libertad. La mayor parte de la población mundial vive bajo gobiernos poco tolerantes ante la disidencia y Cuba es algo por ahí, en la zona de grises, mucho menos tolerante que Uruguay, mucho más tolerante que las monarquías petroleras aliadas del «mundo libre». Entonces, esto me hace acordar a cuando el herrerismo puso el grito en el cielo porque en el primer gobierno de Sanguinetti se decidió establecer relaciones diplomáticas con la República Popular China. Sanguinetti decía, con mucho tino que USA tiene estrechas relaciones comerciales con China y también con Taiwan. Quien sabe, si dentro de unos años Cuba inicia reformas al estilo de Vietnam o China si USA no termina acercándose a Cuba para que sus empresas se apoderen de los sectores que privatice. Y ahí muchos que se quejaban de la falta de libertad, descubrirán con estupor que si hay capitalismo y USA va en el negocio, lo de la libertad y el pluralismo pueden esperar.

    • Coincido totalmente con Juan Torres, que expresó lo que sentí al escuchar esta mesa. Soy vieja escucha y la de los viernes siempre fue mi favorita, Williman, Maggi, el «Ruso»…lujo.
      Una pena muy grande haber desperdiciado un tema como la entrega del Honoris Causa a nuestro querido Serrat.
      Emiliano haciendo inútiles esfuerzos para retomar, pero no…
      Lamentable.
      Apagué antes de terminar.
      Mis condolencias para Emiliano y la producción, que prepararon algo bueno, estropeado de esa manera.
      Saludos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*Es obligatorio poner nombre y apellido