Rafael Mandressi

Montevideo, 1966. Doctor en Filosofía por la Universidad de París VIII, historiador y escritor. Desde 2003 reside en París, donde es investigador en el Centro Nacional de Investigación Científica (CNRS), director adjunto del Centro Alexandre-Koyré de historia de la ciencia y docente en la Escuela de Altos Estudios en Ciencias Sociales (EHESS). En Uruguay, se ha desempeñado como docente en la Universidad de la República, la Universidad Católica y el CLAEH. Es autor de libros y artículos académicos sobre temas de su especialidad. También ha sido actor, director teatral y dramaturgo. Su novela Siempre París obtuvo el premio Juan Carlos Onetti en 2013. Es colaborador de En Perspectiva desde 1995.

Los muchachos peronistas

Por Rafael Mandressi /// Un uruguayo entra en una librería de Buenos Aires con la intención de saber algo más sobre el peronismo. Quiere poner un poco de densidad en su percepción de esa cosa que le llega, a menudo gritona, violenta y contradictoria, desde el otro lado del Río de la Plata. Quiere hincarle […]Lee mas

Volver

Por Rafael Mandressi /// La cubierta de un barco, la noche, el mar, luz de luna. Suena la orquesta de Terig Tucci y, apoyado en la baranda, Gardel canta Volver. La escena es emblemática, pertenece a la película El día que me quieras, y tiene casi 85 años. Volver es, qué duda cabe, un monumento […]Lee mas

El paredón y después

Por Rafael Mandressi /// A primera vista, al llegar, parecía una ciudad cualquiera. Casi intercambiable con tantas otras que uno encuentra al salir de la estación de trenes y caminar las primeras cuadras. Las mismas tiendas, los mismos automóviles, calles y luces que nada parece distinguir de otras tantas calles y luces ya vistas, ya […]Lee mas

La fiesta de la democracia

Por Rafael Mandressi /// Queda una semana. El lunes próximo, a esta misma hora y con seguridad desde la noche anterior, se estará examinando, por ejemplo, el mapa futuro de las dos cámaras del Poder Legislativo. Decimal más, decimal menos, se conocerá ya la composición del Senado de la República, aunque quizá todavía no por […]Lee mas

Yo tengo un amigo dominicano

Por Rafael Mandressi /// Giovanni Battista Pacichelli fue un jurista y teólogo romano del siglo XVII. Auditor general en la nunciatura apostólica de la ciudad de Colonia y más tarde agente del duque Ranuccio Farnese en el reino de Nápoles, Pacichelli fue un viajero contumaz, que recorrió Europa de las islas británicas a España, de […]Lee mas

En el nombre del Mago

Por Rafael Mandressi /// Días atrás, en Montevideo, un taxi: “buenas tardes, a Rio Branco y Canelones, por favor”. El taxista pregunta si prefiero algún recorrido en particular, respondo que no, me lleva hasta el lugar, me deja en la esquina. Rio Branco y Canelones. Dos automatismos, el mío y el del taxista, yo al […]Lee mas

Temporada de incendios

Por Rafael Mandressi /// Supongamos que uno tiene un vecino desagradable. No saluda salvo de vez en cuando y con un gruñido, suele vociferar palabrotas en el ascensor, destrata a los muchachos que le traen las empanadas y la cerveza a domicilio, fríe cebolla todos los días con la puerta abierta, tira la basura por […]Lee mas

Bella ciao

Por Rafael Mandressi /// Las relaciones peligrosas empezaron en mayo del año pasado, cuando el arte de la teratología política engendró la alianza que permitió formar el sexagésimo quinto gobierno de la República italiana. El Movimiento Cinco Estrellas, ya bastante teratológico en sí mismo, y la Liga, el viejo partido separatista del norte, antiguo aliado […]Lee mas

Conservadores y dinámicos

Por Rafael Mandressi /// Desde hace muchos años ya, formo parte de la legión de incluidos financieros, y como tal poseo varios de los objetos básicos que esa condición supone: una cuenta bancaria a través de la cual mi empleador remunera mi trabajo, otra a la que van a parar los ahorros que soy capaz […]Lee mas

Políticas de la muerte

 Por Rafael Mandressi /// Hace cuatro años, dediqué una de estas columnas al caso de Vincent Lambert, un ex enfermero francés que había sufrido un accidente de tránsito en 2008 y se encontraba entonces en un estado vegetativo crónico, pauci-relacional según se le dice, es decir un estado mínimo de conciencia, después de haber […]Lee mas