Lula ya demostró que es capaz de “tener una política económica responsable, que combata la inflación, sin dejar de enfrentar los problemas sociales más agudos y cruciales”, dijo Luiz Dulci (vicepresidente del PT)

Foto: CARL DE SOUZA / AFP

Brasil, la primera economía de América Latina, está en medio de una transición de gobierno que es seguida de cerca en la región y en el mundo.

Luis Inácio “Lula” Da Silva volverá al poder el 1º de enero luego de derrotar en las urnas al actual presidente Jair Bolsonaro.

En la noche del domingo 30 de octubre, cuando ya se había confirmado su victoria en la segunda vuelta electoral, Lula prometió que Brasil volverá a ser un jugador de primera línea en escenario internacional.

Hoy le decimos al mundo que Brasil está de vuelta. Que Brasil es demasiado grande como para ser relegado a ese triste papel de paria en el mundo.

Hace dos semanas, Lula fue figura central en la cumbre del clima, la COP27, que se desarrolló en Egipto. Allí anunció una política de deforestación cero en la selva amazónica.

Allí declaró que pocos países juegan un papel tan importante para la seguridad climática y alimentaria como Brasil, que posee la mayor selva tropical y reservorio verde de la Tierra y, al mismo tiempo, se cuenta entre los principales productores de alimentos del mundo”.

En el plano interno, todavía hay varias incógincias sobre el rumbo que tomará la nueva administración. Por ejemplo, aún no se conoce el nombre del nuevo ministro de Economía ni los de los otros miembros del gabinete. Además, la transición transcurre en medio de marchas y manifestaciones de partidarios de Bolsonaro que desconocen el resultado de la elección y piden abiertamente un golpe de Estado, en algunos casos frente mismo a los cuarteles.

¿Qué ha ocurrido en este primer mes de la transición? ¿Qué se puede esperar de este tercer gobierno de Lula?

Conversamos En Perspectiva con uno de los colaboradores y amigos más cercanos del presidente electo. Estamos con Luiz Dulci, quien fue uno de los coordinadores de la campaña del PT.


Destaques de la entrevista:

  • «Con Lula somos compañeros y también amigos desde hace más de 40 años».
  • «La transición debería ser más técnica para hacer un diagnóstico de la situación económica, administrativa, etc. de cada área del gobierno nacional».
  • «Brasil caminará para un retorno a la normalidad pero la extrema derecha y la oposición tendrá mucha más fuerza de la que tenía antes. Tendrá fuerza, no solo a nivel parlamentario, sino incluso una cierta capacidad de movilización en la calle. Es una novedad en Brasil».
  • «Todos los presidentes de la historia democrática de Brasil han tenido que sumar fuerzas con partidos de otras orientaciones para construir una base estable en el Parlamento. Nosotros vamos a hacer eso también, negociar con todos los partidos que quieran negociar con nosotros para dar una mayoría mínimamente estable en el Parlamento».
  • «Lula ya probó durante ocho años que tiene una visión muy seria y profesional de la política económica».
  • «Es posible tener una política económica responsable, que combata la inflación, que no gaste sin dejar de enfrentar los problemas más agudos y cruciales».
  • «Lula fue un tremendo negociador cuando era sindicalista, fue un gran negociador con Estados Unidos, tuvo buenas relaciones con el presidente Bush. No ignoramos las dificultades ni que en el último período aparecieron nuevas realidades pero creemos que ellas pueden ser superadas».

En Perspectiva

Periodismo con vocación de servicio público. Conducen Emiliano Cotelo y Romina Andrioli. Con Gabriela Pintos, Rosario Castellanos y Gastón González Napoli. Producción: Rodrigo Abelenda y Agustina Rovetta. De lunes a viernes de 7 a 12 en Radiomundo 1170.

Notas Relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*Es obligatorio poner nombre y apellido