El uso de cámaras de video en los operativos «mejora la imagen» del policía y «la forma en que se dirige al ciudadano»

El Grupo de Reserva Táctica es el único que cuenta con 80 cámaras GoPro para filmar operativos policiales, pero las autoridades tienen la intención de extender la herramienta a otros cuerpos, como la Guardia Republicana, dijo a En Perspectiva el comisario Alfredo Clavijo, jefe de la Zona Operacional 5 de Montevideo de la Jefatura de Montevideo.

Lea la transcripción de la entrevista con el comisario inspector Alfredo Clavijo, jefe de la Zona Operacional 5 de la Jefatura de Montevideo

Las cámaras tienen como objetivo brindar “garantías a todos los ciudadanos del accionar moral que debe tener la policía” y las filmaciones tienen también una función didáctica para los propios policías porque permiten saber “qué estamos haciendo bien, qué podemos mejorar y qué errores estamos cometiendo”, explicó Clavijo.

Además, las grabaciones dan determinada protección para los policías ante ciertas denuncias, dijo Clavijo, quien señaló que “comúnmente” el accionar policial “es adecuado” y las filmaciones permiten demostrarlo. Esto ha llevado a que los policías estén “demandando que la cámara esté, y que esté encendida”.

Clavijo dijo que la experiencia con cámaras en Inglaterra y EEUU ha mostrado que la propia existencia de la cámara hace que el policía sea “más aplicado en sus conductas y acciones” estando con victimarios, pero también con víctimas.

Actualmente la Policía tiene 80 cámaras que son portadas por los integrantes del Grupo de Reserva Táctica, que fue definido como Clavijo como “una primera línea de contención con tareas específicas para actuar en apoyo en allanamientos o desalojos”. Las cámaras pueden ser apagadas por el policía, pero esto consiste una falta: deben estar encendidas desde que comienza hasta que termina el operativo. Esto se cumplió durante el desalojo del edificio del Codicen, aseguró Clavijo. El policía “debería encender la cámara en todo momento que va a tener una acción de intervención, con una víctima o un victimario”, agregó.

Hasta ahora en las filmaciones no ha aparecido “algo relevante para presentar ante la Justicia o realizar un procedimiento administrativo” por mala conducta policial, dijo Clavijo, antes de aclarar que el contenido de las grabaciones es “información reservada” a la que los ciudadanos podrían acceder recurriendo a la Justicia.

Clavijo aclaró que todavía se está en fase de pruebas y ajustando lo protocolos, pero los primeros resultados están siendo positivos, por lo cual se buscará extender la experiencia “a varias unidades ejecutoras”, entre ellas la Guardia Republicana.

Lea la transcripción de la entrevista con el comisario inspector Alfredo Clavijo, jefe de la Zona Operacional 5 de la Jefatura de Montevideo

Mesa relacionada
El Ministerio del Interior difundió el video grabado por la policía en el desalojo del Codicen

Editorial relacionado
La Policía en tiempos del Homo videns

Wilmar Amaral

Notas Relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*Es obligatorio poner nombre y apellido