¿Qué efectividad están teniendo las vacunas de Pfizer, Sinovac, y Astrazeneca? El inmunólogo Alejandro Chabalgoity responde dudas y actualiza la última información disponible

Foto: Pablo La Rosa / adhocFOTOS

La vacunación está siendo una pieza clave en el combate a la pandemia de covid-19 en todo el mundo

Aquí en Uruguay el gobierno muestra conformidad con el avance del plan de vacunación y, según dijo el presidente Lacalle Pou, aguarda los primeros efectos positivos para mayo. De todas formas, han ido apareciendo críticas por retrasos en algunos departamentos, como Salto o Canelones.

En paralelo, a partir del avance de la vacunación en otros países, surgen nuevas conclusiones científicas sobre la eficacia de las marcas que se están aplicando en Uruguay: Coronavac, Pfizer y Astrazeneca.

Es un buen momento para actualizar la información disponible, ver cómo le está yendo a otros países y qué podemos aguardar acá.

Para eso conversamos esta mañana En Perspectiva con el inmunólogo Alejandro Chabalgoity, miembro del Comité Asesor de Vacunación del Ministerio de Salud Pública.

Destaques de la entrevista:

  • «A día de hoy hay ya aplicadas en el mundo más de 800 millones de dosis de vacunas y con seguimiento estricto en tiempo real de todo lo que hacen y dejan de hacer esas vacunas».
  • «El reaseguro más grande que tiene la seguridad de las vacunas es cómo se están aplicando, las cantidades que se están aplicando y el seguimiento que se les está haciendo».
  • «La ausencia de grandes dramas, que se preveían o se auguraban, hoy por hoy no los vemos, aunque no es que estemos exentos de problemas».
  • «La vacuna china sabíamos que tenía le desventaja de ser menos inmunogénica que otras pero tiene la ventaja de que es una plataforma súper probada, es una plataforma que se está aplicando en otras varias vacunas de uso universal».
  • Sobre las vacunas chinas: «Son menos reactogénicas, eso quiere decir que generan menos reacciones adversas. Son menos inmunogénicas quiere decir que generan respuestas inmunes menores».
  • Sobre las vacuna Coronavac: «14 días después de la segunda dosis es donde tenemos certeza de que esa persona tiene muy pocas chances, por no decir nulas, de tener un episodio grave de coronavirus».
  • «La Pfizer tiene un impacto directo enorme, con una efectividad muy alta a campo y que con una sola dosis alcanza para tener un impacto muy fuerte en los primeros tiempos pos administración de la dosis única».
  • «Eso fue lo que usamos en Uruguay como argumento para pensar que podíamos dilatar un poco la segunda dosis en las personas mayores de 80 para poder empezar a administrar a una población que nos había quedado rezagada que es la de 71-79 años».
  • «El comportamiento de la vacuna de Pfizer es excepcionalmente bueno incluso después de una sola dosis. Es una vacuna extremadamente inmunogénica».
  • «Las personas que ven postergada la segunda dosis se pueden quedar realmente tranquilas porque la primera dosis genera una respuesta extremadamente fuerte que protege al mismo nivel frente a casos graves y un poco menos nada más contra covid sintomático».
  • «La Astrazeneca es una vacuna en la que los estudios de eficacia fueron hechos en condiciones mucho más severas que la de Pfizer».
  • «Cuando hablamos de la eficacia de vacunas, 70% o 90%, son números indicativos pero no son comparables entre las distintas vacunas porque las condiciones en las que se hace el ensayo clínico afectan directamente el valor de eficacia».
  • «Pfizer realizó su ensayo clínico fase 3 solo en Estados Unidos en un momento en que la transmisión viral comunitaria era mucho menor que ahora».
  • «En cambio, Astrazeneca lo hace en EE.UU cuando hay mucha más circulación viral, en Reino Unido y Sudáfrica, cuando ya existe circulación de las variantes. Entonces lo que se le pide a la vacuna en ese caso es mucho más de lo que se le pide a la otra, entonces los valores de eficacia no son comparables».
  • «Es posible que exista una vinculación entre las trombosis y la vacunación con Astrazeneca, pero la frecuencia en la que aparecen los casos es muy baja, mucho más baja incluso que la que puede estar asociada por la propia infección del coronavirus».
  • «Los riesgos de contraer coronavirus por no vacunarse son infinitamente superiores que el riesgo de una trombosis. El beneficio supera largamente el riesgo».
  • «No hay problema (con que una persona recientemente infectada se vacune), lo que pasa es que no tiene sentido dársela a una persona que esté recién infectada ya que tiene una ventana protectiva porque la propia infección le genera una cierta inmunidad que lo protege».
  • «Pensar solamente que lo que tenemos que hacer es aguantar hasta que las vacunas empiecen a hacer efecto, tiene un problema ese razonamiento que es que en el medio tenemos un montón de muertes que pueden ser prevenibles, evitables».
  • «Las vacuna se tiene que aplicar pero tenemos que hacerlo en condiciones que permitan que el efecto comunitario llegue cuanto antes, eso implica bajar la circulación viral».

En Perspectiva

Periodismo con vocación de servicio público. Conducen Emiliano Cotelo y Romina Andrioli. Con Gabriela Pintos, Rosario Castellanos y Gastón González Napoli. Producción: Rodrigo Abelenda y Agustina Rovetta. De lunes a viernes de 7 a 12 en Radiomundo 1170.

Notas Relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*Es obligatorio poner nombre y apellido