La pobreza en Uruguay disminuyó entre 2021 y 2022

Foto: Javier Calvelo / adhocFOTOS

El Instituto Nacional de Estadística publicó el lunes los datos actualizados de pobreza en Uruguay, que marcaron un nuevo descenso de este indicador en el promedio de 2022.

En concreto, la cantidad de personas con ingresos por debajo de la línea de pobreza pasó de 10,6% en 2021 a 9,9% el año pasado. Mientras tanto, el total de personas en indigencia se mantuvo en 0,3%.

Ayer el ministro de Desarrollo Social, Martín Lema, comentó que “los resultados son moderadamente alentadores”. Subrayó que “muchas de las acciones” que lleva adelante su cartera permitieron esa mejora, y en ese sentido destacó el bono social en la factura de la energía eléctrica y la bonificación en el precio del supergás.

De todos modos, todavía el nivel de pobreza todavía está por arriba del del año 2019, 8,8%, y lejos del mínimo de la serie, que fue de 7,9% en 2017.

La Tertulia de los Miércoles con Mariella Demarco, Agustín Iturralde, Eleonora Navatta y Oscar Sarlo.

Continúa en:
Oficialismo celebró un año de la ratificación de la LUC en referéndum

En Perspectiva

Periodismo con vocación de servicio público. Conducen Emiliano Cotelo y Romina Andrioli. Con Gabriela Pintos, Rosario Castellanos y Gastón González Napoli. Producción: Rodrigo Abelenda y Florencia Nobelasco. De lunes a viernes de 7 a 12 en Radiomundo 1170.

Notas Relacionadas

2 Comentarios

  • Las mediciones de pobreza, sin duda deben discriminar por franjas etarias, género, geografía y más; no obstante y hay que decirlo, la pobreza es endémica en nuestro país, país de muy baja población y significa un grueso FRACASO político social.

    Decir que la pobreza se supera con trabajo es un simplismo a modo de placebo, pues hay población trabajadora pobre, además de que el modelo de trabajo que tiene el Uruguay está cayendo en OBSOLESCENCIA rápidamente.

    La pobreza estructural tiene varias facetas además de la obvia económica, la cultural (en el sentido amplio del término) la de estratificación geográfica en feudos y guetos, la de vivienda y servicios…etc.

    Advierto, justo ahora que la reforma de las jubilaciones es un avispero de dimensiones, el señalamiento de los viejos como por encima de la pobreza, de tales viejos no pocos iniciaron su vida en la pobreza y están hoy por sobre el umbral de medición por media nariz; cuidado con ponerlos como injusta moneda de TRUEQUE social.

    Los dos asuntos de mayor peso son la dificultad de muchas mujeres para acceder a trabajos que le permitan no ser cosas aceleradas en SERVIDUMBRE de tiempo que no alcanza.
    Para el final dejo lo primero (valga el juego de palabras) y de mayor importancia en las prioridades de construcción sana de una sociedad: los NIÑOS (en especial la primera infancia); es imperdonable la deuda que mantenemos con ellos, para esa tierna edad NO HAY REVANCHA, SIEMPRE ES YA.

  • Mariela Demarco da en el clavo de manera brillante!! No sólo por su intervención de hoy, sino por todas las que le he escuchado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*Es obligatorio poner nombre y apellido