Pintadas negacionistas aparecen dos veces en pocos días en Memorial del Holocausto

«¿Qué nos está pasando? Solicitamos cordura, tolerancia y paz». Esa reflexión tuiteó el alcalde del Municipio B, Carlos Varela, luego de que el sábado de madrugada, por segunda vez en la semana, apareciera grafiteado el Memorial del Holocausto con frases agraviantes hacia la comunidad judía.

“Solo murieron 300.000 judíos de tifus. Las cámaras son falsas. El Ziclon B solo se usó para desinfectar contra el tifus»; «los campos de concentración fueron de trabajos forzados, no de exterminio»; «No hay la menor prueba o rastro de Ziclon B en las supuestas cámaras de gas»; “El holocausto al pueblo judío es la mentira más grande de la historia”, fueron algunas de las frases antisemitas pintadas en el monumento.

El arzobispo de Montevideo, Daniel Sturla, expresó el domingo en Twitter que la situación es «un ataque contra todos los uruguayos amantes de la paz».

Daniel Martínez, el intendente de Montevideo, también se pronunció sobre el tema, y aseguró que la comuna tomó medidas para que no vuelva a ocurrir este episodio. “Se repite la vandalización, volvimos a limpiar. Enoja y duele este tipo de ataques. Ya pusimos inspección en el lugar”, tuiteó el intendente.

El monumento fue inaugurado en 1994, en la rambla y Bulevar Artigas

La Mesa de los Lunes con Hoenir Sarthou, Gabriel Mazzarovich, Daniel Supervielle y Casilda Echevarría.

[la_mesa type=»1″]

Gabriel Díaz

En los últimos 20 años he ejercido el periodismo narrativo y artesanal. Llevo conmigo una libreta, un lápiz y los sentidos que me quieran acompañar. Celebro los avances que nos hacen más fácil la vida. La computadora y el lavarropa lideran mi lista.

Notas Relacionadas

17 Comentarios

  • escuché hoy la mesa y su tema y simplemente invito a leer esta noticia, fresca, del día de hoy, a propósito de la pintada en el monumento del holocausto judío:
    http://www.publico.es/internacional/campos-concentracion-condenada-otros-seis-meses-prision-abuela-nazi-negar-holocausto.html

    En Alemania esto no es una simple falta

  • Me sumo a la idea de no darle mas trascendencia de una pintada. Y tambien adhiero a Sathou con que somos gente distinta al nazismo y al fascismo. No es delito pensar distinto, aunque esten completamente errados

  • Pienso que el error del participante Hoenir Sarthou es considerar cualquier posición como una opinión más, que legítimamente puede presentarse a debate. Pero si alguien hipotéticamente defendiera la “opinión” que la gente zurda es una “especie” definitivamente inferior, que deberían ser despedidos de sus trabajos y sometidos a la esclavitud. ¿Podría admitirse un debate abierto sobre la misma? Pienso que hay ciertos disparates ofensivos que deben ponerse fuera del margen legítimo de discusión. Así también lo piensan los países importantes como Francia (que aprobó una ley que prohíbe toda expresión «racista, antisemita o xenófoba» y que contempla al menos tres años de cárcel a los negacionistas o personas que expresan dudas sobre el exterminio judío), Austria tiene una ley que contempla hasta diez años de cárcel hacia estas personas, y sigue una larga lista de países que incluye a Bélgica, Alemania, Canadá, Holanda, Rumania, Sudáfrica, Polonia, Lituania, la República Checa, Suiza, y otros. Quizás haya llegado la hora de evaluar una legislación semejante para el Uruguay.

  • Por mal camino van los que quieren hacer un revisionismo o negar un hecho ya mas que verificado con testimonios de gente que paso y logro salir con vida, no sin secuelas de un echo terrorífico y espeluznante, hay aun relatos de primera mano y no cuentos ni gente que se lo contaron, como para ponerlo en duda. Ahora empezar pintando monumentos de esa forma, ustedes creen que hay con quien hablar o intentar que vean la realidad, solo ver las redes sociales y ver los comentarios de la gente cuando aparece la palabra judío o Israel, para darse cuenta que es un movimiento de odio y no revisionismo. El nazismo es creerse superiores y únicos, ojo con darle voz a cualquier loco o fanático, no podemos justificar cualquier revisionismo ni cualquier teoría, sino no avanzamos. No lo vi al Sr Hoenir querer hacer un debate sobre la gente que dice que los desaparecidos en Uruguay es un cuento. El problema es que a medida que pase el tiempo y esas cabezas se multipliquen en la mentira, estamos en el horno.

  • Comparto totalmente las expresiones del Sr. Sarthou, en el sentido de que las afirmaciones que se pusieron en ese monumento no pueden ser consideradas como ofensas. Si bien es una falta (o como pueda calificarse la acción) el hacer inscripciones sobre un monumento, si bien puede ser cierto que esas inscripciones hayan sido puestas por gente que quiere ofender, no son del tenor de, por ejemplo, «los judíos son esto», o «los judíos se van a tal lado», esas sí ofensivas y dignas de considerarse delitos. Por el contrario, el negar hechos admitidos por la mayoría tales como el holocausto o el exterminio masivo (que yo también admito) no puede ser considerado un delito, porque en definitiva, sería consagrar que una opinión pública discrepante con la mayoritaria sea considerado delito, lo cual es altamente peligroso y contrario a nuestra formación como nación. Puedo admitir que en algunos países de Europa discrepar con el holocausto judío sea delito (aunque igual me parece errado), porque allá tienen tradición las acciones masivas contra esa colectividad, pero en Uruguay, porsuerte, estamos lejos de esa circunstancia.

  • Negar el Holocausto no es solo una «opinión» discrepante. Hay detrás una carga ideológicamente falsa. Al negar la historia se pretende que la juventud actual se deje llevar por pseudo teorías conspirativas, que circulan en internet, en que esta tragedia de la humanidad es solo una táctica de los malvados judíos para lograr sus oscuros fines de dominar al mundo… o algo parecido, a través de victimizarse. El Sr. Sarthou, al banalizar la negación, no hace más que avalar a la mentira y banalizar los peores crímenes contra los derechos humanos.

  • Negar el Holocausto no es solo una simple «opinión»… hay en esta declaración una expresión de una teoría ideológicamente falsa: al negar la historia, comprobada con hechos, imágenes y testimonios de miles, en varios países, se está también influyendo en la juventud, tan proclive a creer teorías conspirativas, que circulan en internet.
    Se habla y escribe con frivolidad del «holocuento», que pretende que los judíos se victimizan, como táctica para lograr sus oscuros fines de dominar el mundo.
    El Sr. Sarthou, al banalizar esta «opinión», está negando la posibilidad que al asumir la verdad histórica, la humanidad entera asuma la defensa y erradicación total de tragedias que no deben olvidarse, para que nunca se repitan y así hacer realidad la declaración de los DDHH, QUE SE SUPONE QUE ES UN COMPROMISO DE TODOS LOS PAÍSES… incluido Uruguay.

  • Lo que propuso Sarthou es una postura intelectual de elevada factura. Exige una gran convicción en los principios democráticos porque implica la aceptación de que el otro tiene derecho a expresar sus ideas por repulsivas que sean (como no me caben dudas que a las personas de bien nos resultan las ideas nazi-fascistas).
    Y no se trata de convencer a los negacionistas para que abandonen esas ideas peregrinas (siempre habrá grupúsculos que abonen las teorías más disparatadas).
    De lo que se trata es de que no crezcan y ganen adeptos más por rebeldía o simpatía con lo prohibido y lo perseguido que por genuinas convicciones nazistas.
    Lástima que no se lo haya comprendido del todo en la Mesa.
    La nota la dio Doña Casilda que lo trató de nazi, no una vez, sino dos veces.

  • (1) Es rechazable toda hostilidad hacia colectivos étnicos y/o religiosos por el simple hecho de serlo; (2) es rechazable en particular la ideología nazi, porque lleva implícita y explícita esa hostilidad. Dicho esto con claridad, constato que: (1) en la historia de Occidente, hubo hostilidad hacia los judíos desde la antigüedad greco-romana, pasando por la Edad Media y desembocando en el nazismo del siglo XX; (2) hasta 1959, en la iglesia católica se los consideraba un pueblo «deicida», «réprobo», «maldito» y en la liturgia del viernes santo se invitaba a orar por los «pérfidos» judíos. Pregunto: (1) ¿un factor coadyuvante para tanta hostilidad, no será la antigua auto-comprensión judía de ser una etnia «elegida», lo que se traducía en un sentimiento de superioridad frente a los otros y en prácticas auto-segregatorias?; (2) ¿la ideología de las «etnias superiores», no tendrá algo que ver con todo esto?

  • El Holocausto es un mito que justifico -en 1948-la entrega de Palestina a judios europeos –la expulsion de 1000 000 de palestinos –el pago de indemnizaciones incalculables a las elites judias –Este mito tambien justifica la ocupacion militar de Palestina,llave de una region rica en gas y en petroleo–Por eso hay en el mundo una 2° Inquisicion que no permite poner en duda estas nuevas Verdades Sagradas

  • HORROR! No tienen idea de lo que fue el Holocausto. 6 millones solamente de dejudios, quemados vivos o gaseados por el solo hecho de pertenecer a tal religion ( de la cual nosotros nacimos ). Una ofensa a la humanidad y si no se combaten estos pichones de fascistas, puede volver a repetirse.

  • El excelente articulo de Pablo Cúneo de Uypress sobre la intervención de Hoenir me parece apropiado que llegue a los interesados en el tema,para eso lo pego y porque apoyo en todo lo que sostiene.
    HOENIR SARTHOU Y LA DEMOCRACIA PINTADA
    Pablo Cúneo
    17.10.2017
    El lunes de esta semana se trató En Perspectiva el tema de las pintadas en el monumento al Holocausto, hecho de notorio conocimiento. Me querría detener en particular en las reflexiones de Hoenir Sarthou, punto de referencia por sus agudos y muchas veces esclarecedores puntos de vista.
    Su intervención tuvo como eje el cuestionamiento de que en un sistema democrático el negacionismo no debería ser prohibido sino ser confrontado públicamente, por lo que consideró que lo transgresor del hecho de las pintadas fuera que se hiciera sobre un Monumento público y no por el contenido de lo escrito. Su planteo está basado en la idea, tal como fue expresada explícitamente, de que un pensamiento que no permite expresarse lleva a que este se desarrolle con más fuerza.
    Llevado a la práctica esto implicaría para Sarthou que el sistema democrático uruguayo debería permitir la expresión pública de los grupos neo-nazis y su virtual participación en la vida política nacional. Su planteo cuestiona pues los límites en el decir en un verdadero sistema democrático y en el fondo es producto para mí de un grave desconocimiento de la gravedad de lo que está en juego acá y del valor y función de la palabra en el campo del relacionamiento humano.
    El planteo de Sarthou está realizado como si estos hechos tuvieran que derimirse en el ámbito del conocimiento – una realidad histórica a discutir- desconociendo por su parte en forma total que el negacionismo del Holocausto Judío es siempre obra de los grupos neo-nazis que lo niegan no por no saberlo sino como una estrategia política de ataque a los judíos con argumentaciones del tipo conspirativas.
    Me resultó sumamente penosa la elección de algunos términos que eligió Hoenir Sarthou para su argumentación: habló de VERSIÓN OFICIAL para referirse a los hechos históricos que todo el mundo conoce de los campos de exterminio y las cámaras de gas; dijo en forma textual: “yo pienso que lo más saludable para la VERSIÓN que la colectividad judía da sobre su historia es que discutan ese hecho, que DEMUESTREN y que permitan que las voces discrepantes se expresen porque es lo que permite que si tienen razón DEMOSTRAR que los hechos fueron así”.
    ¿Realmente cree ingenuamente Hoenir Sarthou que este es un debate que debería darse con los negacionistas neo-nazis en el ámbito de la razón? y subrayo razón; ¿cree que la realidad de Auschwitz es una versión, y subrayo versión, que los judíos dan de su historia?; ¿cree realmente Hoenir Sarthou que hay que demostrar, y subrayo demostrar, el Holocausto? Me pareció sinceramente muy penosas todas estas expresiones.
    Querría señalar un aspecto de la reflexión de Sarthou que demuestra una postura realmente sorprendente de su parte y es el lugar que le da a las palabras y su función en contraposición a lo que llama actos. Sarthou dice que con las ideologías autoritarias hay que ser durísimo en los actos, como si no comprendiera que el discurso es también un acto con el que se puede construir odio que luego lleva a otros actos, que ya sabemos a lo que conducen.
    Primo Levi que estuvo en Auschwitz y que nos dio su testimonio de vida luego de la cual se suicidó nos alertó debidamente cuando nos señaló a todos, judíos y no judíos: “quien niega Auschwitz es el mismo que estaría dispuesto a rehacerlo”. Deberíamos recordarlo por estos pagos que vivimos años con la dictadura hija del fascismo y el nazismo.

  • Me parece que el señor Sarthou no ha entendido nada, quiere debatir sobre un hecho real…..que tal si debatimos sobre si hubo o no hubo una terrible matanza de indios en toda américa….que tal si debatimos si la esclavitud existió o no?

  • Que moderaciób???? he escrito algo incorrecto?….solo digo que creo no ha entendido nada o sea no ha entendido que es imposible negar hechos que están avalados.

  • No he comprendido nada….estoy en babia no se que es lo que debo decir? lo que pienso o lo que quieren?

  • que significa moderación para ustedes??????????????????????????????????’

  • Siempre Hoenir dando un giro inteligente, sin haber sido comprendido en su intención por algunos de La Mesa. Me pareció innecesaria la aclaración de la participante en marcar su fe democrática y su republicanismo cuando todos en esa mesa lo son.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *