Rendición de Cuentas: Cabildo Abierto propuso paquete de medidas tributarias

Foto: Mauricio Zina/ adhocFOTOS

Cabildo Abierto presentó el viernes un paquete de medidas tributarias para obtener más recursos en la próxima Rendición de Cuentas.

Por un lado, se propuso crear un IVA personalizado donde la exoneración opere como un crédito fiscal a la persona de acuerdo a sus ingresos. Manini sostuvo que esto implica poder determinar que, por ejemplo, “quien tiene los recursos necesarios y compra leche exonerada de IVA, tal vez podría pagar el IVA completo, y exonerar a quien realmente tiene dificultades económicas”:

Digo leche como digo cualquier producto que está exonerado de IVA, porque son de alta sensibilidad social; determinados sectores de la población pueden pagar el IVA perfectamente y que se amplíen las exoneraciones a los sectores más frágiles de la sociedad. Esa es la idea, creemos que hoy hay tecnología para hacerlo, es posible, no es una cosa que no se pueda aplicar.

Por otro lado, Cabildo Abierto propuso equiparar el régimen tributario del sector forestal a los demás subsectores del agro, disponiendo la eliminación de las exoneraciones de IRAE que aun puedan estar vigentes y/o “operativas” y dictar un decreto adecuando las tasas de IMEBA a la venta de productos forestales. Además propone eliminar la exoneración de contribución inmobiliaria rural a todos los padrones forestales, en línea con la eliminación de toda exoneración de IRAE.

Por último, Cabildo Abierto propuso actualizar la Ley de Promoción de Inversiones. Según este sector, las políticas en esta materia “han sido caras, regresivas, mal focalizadas y arbitrarias. “Consideramos que estas políticas debieran estar ancldas en actividades capaces de generar “derrames” (investigación, innovación, etc.), orientadas a corregir fallas del mercado, en vez de estar destinadas a compensar el elevado costo país para que se puedan llevar adelante las inversiones”, sostiene un documento presentado por el partido.

La Tertulia de los Lunes con Martín Bueno, Miguel Brechner, Ana Laura Pérez y Pablo Carrasco.


Viene de…

Fernando Mattos asumirá en el MGAP en lugar de Carlos María Uriarte

Continúa en…

Telegramas

En Perspectiva

Periodismo con vocación de servicio público. Conducen Emiliano Cotelo y Romina Andrioli. Con Gabriela Pintos, Rosario Castellanos y Gastón González Napoli. Producción: Rodrigo Abelenda y Agustina Rovetta. De lunes a viernes de 7 a 12 en Radiomundo 1170.

Notas Relacionadas

3 Comentarios

  • Los argumentos que se dan contra esto son harto trillados: se van a espantar los inversores, estamos perdiendo seriedad, hay que llamar a los que saben, hasta una mención al finado Chávez trajo arriba de la mesa este proyecto de Cabildo Abierto. ¿Será chavista Manini? Otros van por el lado de que sería mejor que la coalición actúe con «mano de yeso», como se llamaba cuando los ahora coaligados eran opositores y los mano de yeso eran del FA.

    Vamos a ver unas cosillas:

    Primero: el IVA es regresivo. Eso es porque cuanto menos gana uno, más de lo que uno gana lo paga en IVA. Eso es hasto conocido porque el IVA castiga al consumo. Quien gana poco, gasta todo sus ingresos en consumo, así que el IVA va contra casi todo su salario, dejando de lado las poquísimas cosas que no pagan IVA.

    Segundo: La renuncia fiscal, terminologia que tanto molesta, es lo que por ejemplo Perrone puso en evidencia en la discusión sobre las exoneraciones a Alfie. Puede haber inversiones que requieran un régimen especial para ser viables. ¿Serán las pelotitas de golf del club de La Tahona un buen ejemplo? ¿Dejarán de jugar al golf en este selecto barrio si tienen que pagar los impuestos de aduana en las pelotitas? ¿Se irán a otro país a jugar al golf? Lo mismo pasa con la inversión en computadoras que hizo Alfie en una consultora que factura millones asesorando multinacionales. Así como asesoró a Aratirí en un juicio contra el Estado, Alfie y su empresa son gente de alto vuelo que los 400.000 dólares que querían exonerar los facturan en un rato. La lógica del capitalista siempre es «cuanto más para mi, mejor», pero no necesariamente eso significa que si no tiene esos beneficios se vaya o se funda. El presidente le pidió a Alfie que por decoro renunciara, Alfie lo hizo y nada pasó. Podía seguir Alfie ganando plata, siendo inmensamente rico y contribuir con esos míseros 400.000 dólares con el esfuerzo fiscal para bajar el déficit fiscal que tanto le preocupa.

    Tercero: Lo anterior me trae otra cuestión a la cabeza. Impuestos pagamos todos. Las empresas pagan impuestos, las personas pagamos impuestos y el Estado no va a desaparecer. Hay un tema ético y filosófico en decidir quiénes pagan y quiénes no. Si la ley de promoción de inversiones le da exoneraciones a los que están gordos, debería dárselas por lo menos igual a los que están flacos. Cualquiera sabe que en Uruguay poner un negocio familiar en regla implica una gran cantidad de costos y trámites, además de un régimen impositivo que arranca con un ficto, pero que rápidamente pasa a ser proporcional a las ganancias. Tenemos un sistema impositivo que graba con una tarifa plana a todas las empresas, es decir que a priori, si no se entró en algún régimen de exoneración, paga lo mismo una empresa familiar que una multinacional, siempre que esa multinacional no haya negociado su zona franca. Hay un camino asfaltado para los que tienen plata, influencias y capacidad de extorsionar al sistema político y otro de ripio para el resto.

    Si le exoneramos los impuestos de importación a las pelotitas de golf o sus impuestos a la renta empresarial a la consultora de Alfie ¿qué tendríamos que hacer con las panaderías de barrio, con los quiscos, con los talleres mecánicos? A TODOS nos sirve pagar menos impuestos y TODOS queremos que cuando precisamos al Estado, el Estado esté. Entonces, ¿cómo se arregla este juego de suma cero? Lo que dice Cabildo con razón es que como siempre, los ciudadanos comunes y silvestres no tenemos exoneraciones si queremos buscarnos una actividad independiente. No tenemos contactos, no tenemos «glamour» como para ingresar un pedido de exoneración tributaria para hacer pan y venderle al vecindario. La pelotita de golf mata al bizcocho.

    Cuarto: El sistema tributario siempre se discutió así: primero hay una discusión ideológica y programática y luego se va a los bifes si se gana esa pelea. No ví gente indignada cuando el FA decía que quería poner el impuesto a la renta en los 90 y no tenía más que titulares para mostrar. Esto en cambio es simplemente tirar un par de temas arriba de la mesa, tratar de hacer un poco menos injusto el más injusto de todos los impuestos, que es el IVA. Tratar de preguntarse si no estamos haciendo de Robin Hood alrevés con la ley de promoción de inversiones: le sacamos prestaciones sociales a los pobres para exonerarle impuestos a los ricos.

    Quinto: Pérez y todos nosotros ya declaramos lo que ganamos cuando declaramos el IRPF. La DGI no le estaría pidiendo información que ya no tenga para que ella pueda comprar un litro de leche, sino usándo información que ya tiene para devolverle plata si es que Pérez gana menos de cierto monto. Gran Hermano faltó a la cita o bien ya está entre nosotros, no sé. Pero hablar de justicia fiscal cuando lo que cada uno gana es un secreto impenetrable parece difícil. De hecho el IRPF es inviable si no se sabe lo que la gente gana. Recuerdo que la campaña de desprestigio que hizo el Partido Colorado contra el IRPF en la elección que ganó Jorge Batlle iba justamente por ahí. ¿se acuerdan de aquél inspector siniestro que visitaba la casa de una familia y mirando fotos de un viaje decidía subierle los impuestos? Bueno, ahora tenemos el IRPF pero parece que el argumento se va a seguir usando cada vez que alguien proponga hacer progresivo un impuesto.

    Sexto: En mi opinión hay una cifra a determinar, pero que grosso modo ronda los 15.000 pesos de alquiler + 15.000 pesos para alimento, transporte y vestimenta, que son el piso de supervivencia digna de una persona sin que tenga que verse obligada a convivir con otra para repartir gastos. Atención liberales, libertarios y libertinos: hablo de INDIVIDUALISMO bien entendido, porque es contradictorio vivir declamando la supremacía del individuopor sobre lo colectivo y tolerar que muchos individuos tengan que colectivizar su costo vida para poder sobrevivir. Entonces, en mi opinión, si un ciudadano trabaja a tiempo completo y gana menos que eso, no sólo no le debe nada a la sociedad, sino que la sociedad le debe a él. La sociedad consume toda su capacidad de trabajo y no le paga lo suficiente para que viva sin depender de otros. Entonces, debajo de ese piso, creo que sería muy justo ir hacia la cero fiscalidad, lo que implica que los que ganan menos de ese piso, reciban una devolución íntegra del IVA que pagan. Aplaudo cualquier cosa que vaya en la dirección correcta, venga de Manini o del mismísimo diablo, si tal cosa existiere.

    Por último, me reconforta escuchar a Carrasco, porque me reafirma en la idea de que el proyecto es bueno. Carrasco es un tipo filosóficamente materialista y con conciencia de su clase. Él defiende su plata y yo la mía. Me llamó la atención la iracunda reacción de Pérez, esa apelación libertaria digna de Javier Milei en la periodista progresista de La Letra Chica me descolocó. Puede ser que sea una reacción de piel porque viene de Cabildo y Cabildo tiene ciertos pecados originales que expiar. Pues bien, todos saben por acá que soy de izquierda y no tengo drama en aplaudir calurosamente que Cabildo levante este tema. ¿Me sorprende? Sí, esperaba otra cosa de Cabildo, algo mucho peor y también lo dije. Pées Boz es su asesor y lo escuché más de una vez hablar en términos de un liberal económico clásico. Pero bueno, están pasando cosas buenas. No puedo menos que alegrarme, porque ya que el partido que voto no gobierna, que el gobierno tenga este contrapeso es lo mejor que pudo aspirar. No siempre algo en política es mejor que lo que uno esperaba, sobre todo cuando se es ide izquierda: los actos de los polítos siempre están a la derecha de sus declaraciones de principios y eso es porque la hegemonía económica es de derechas.

    • Estimado Leonardo, aunque no hace a la escencia de su comentario el cual comparto, el monto de la exoneración para Alfie según tengo entendido es bastante menos, del orden de los 15 mil dólares.
      No obstante, es una muestra más de cuan ruin es este personaje, con un pichuleo a la hora de pagar impuestos propio de muchos de los «liberales» de 5 pesos que abundan por estas comarcas.
      Saludos cordiales.

      • Estimado Jacinto López. Usted me deja más helado de lo que estaba. Si 400.000 dólares me parecía poco para el nivel de contratos que se manejan en esas asesorías a lo largo de los años, 15.000 parecen un chiste.

        De todas formas, hay un aspecto que no hay que perder de vista: la ley existe, podemos juzgar la conveniencia de que un jerarca del calibre de Alfie la pida a una jerarca de su propio gobierno. Pero lo fundamental es criticar la ley. Porque se está exonerando cualquier cosa con esa ley, así como se está plantando eucaliptus en campos que no eran de prioridad forestal. Yo creo que Cabildo Abierto este tema lo está planteando exactamente como es: la culpa no es nunca del chancho, sino del que le rasca el lomo.

        Saludos cordiales,

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*Es obligatorio poner nombre y apellido