La Hora Global: Gas Natural en Mar Muerto, el confinamiento y las piedras de Obama (T02P37)

  • This handout picture released on June 25, 2018 shows Turkish President Tayyip Erdogan and his wife Emine Erdogan waving to supporters gathered above a balcony at the headquarters of the AK Party in Ankara, on June 24, 2018 as they celebrate Erdogan winning five more years in office with sweeping new powers after a decisive election victory. A night of triumph for Erdogan saw the man who has dominated Turkey for the last 15 years declared winner of presidential poll without needing a second round and lead his ruling party-led alliance to an overall majority in parliament, as his main rival accepted the outcome despite bitter complaints over the conduct of the campaign. / AFP PHOTO / TURKISH PRESIDENTIAL PRESS SERVICE / KAYHAN OZER / RESTRICTED TO EDITORIAL USE - MANDATORY CREDIT "AFP PHOTO / TURKISH PRESIDENTIAL PRESS SERVICE / KAYHAN OZER" - NO MARKETING NO ADVERTISING CAMPAIGNS - DISTRIBUTED AS A SERVICE TO CLIENTS
  • Joe Biden como vicepresidente de Obama

La Hora Global
T02P37

En este programa:

  • Gas Natural en el Mar Muerto potencia a Turquía
  • El Confinamiento.Leo Harari
  • Joe Biden y las mismas piedras que Obama

===============================================================

GAS NATURAL EN EL MAR MUERTO

===============================================================
El anuncio hecho por Turquía tras haber descubierto reservas de gas natural en el Mar Negro ha puesto su sello en la agenda nacional e internacional. El presidente Erdogan declaró que hay 320.000 millones de metros cúbicos de gas natural en el pozo Tuna-1 del área de búsqueda Sakarya en el Mar Negro, y que esta reserva comenzaría a ser transferida antes de 2023.
Como es sabido por todos, Turquía es un país cuya energía depende del exterior en una proporción de 99%. Está alrededor 50 mil millones de metros cúbicos el consumo anual en Turquía del gas natural que forma una importante porción de esta dependencia energética.
Se valora que el gas natural hallado en el Mar Negro podría suministrar la necesidad de 7 u 8 años de Turquía. Pero, el descubrimiento de esta cantidad es calificado como el descubrimiento grande no.12 del gas natural en el mundo, y el más grande en la historia de Turquía.

La dependencia exterior de Turquía en la energía hace obligatorio establecer una relación equilibrada con muchos países. Causa un gasto de más de USD 50.000 millones anuales y un déficit de cuenta corriente en su presupuesto a causa del monto desembolsado para la energía. Por lo tanto, la reserva de gas natural encontrada en el Mar Negro ha desvelado una nueva dinámica para influir profundamente en la política energética del país si bien recupera de ahora en adelante pequeña parte de la necesidad gasífera.

===============================================================

EL CONFINAMIENTO

===============================================================


LEO HARARI

Aquí en Francia el confinamiento va muy en serio. Tengo derecho a salir para comprar cosas de primera necesidad y pasear a mi perro brevemente, en un radio de 1 kmt. Tengo que usar mascara tapabocas quirúrgica y llenar un formulario oficial, en el celular o en papel común. La multa menor, por no cumplir alguna de estas condiciones es de 165 euros, mas o menos 8.300 pesos. En un radio de 1 kilometro alrededor de mi casa hay, afortunadamente un parque. El problema es que cada parisino vive con un perro, que no solo es el mejor amigo del hombre, aqui parece ser el único amigo. En cambio para las mujeres, el mejor amigo no es cualquier perro, es el caniche. Cuestión de género, que permite hacer un montón de reflexiones, todas ellas llevando a un debate que no quiero hacer.

Así que luego de esa breve y peligrosa salida debido a la cantidad de gente paseando canes, comprada la baguette y vituallas esenciales, paso el resto del dia encerrado en casa. Podría no ser tan grave. Hasta podría decir que son vacaciones. Tengo la radio, la tele, la compu, el celular, una biblioteca y la cocina, que es mi actividad principal. También está el robot, que algunos oyentes ya conocen.

Y, por supuesto, lo más importante, tengo a mi esposa, que teletrabaja. Eso quiere decir que el resto del dia, para decir las cosas como son, no lo paso en casa, lo paso, lo mas silenciosa y discretamente posible en una pieza que pretenciosamente transformamos en “el living”. Lo que era el cuarto principal del apartamentito, con la tele-biblioteca- sofá cama, una mesita baja y placares, lo transformamos en «la oficina». Compramos una lampara, un monitor para conectar al laptop, casco de auriculares y micrófono de alta gama, una silla con rueditas, hicimos una mesa grande con una plancha de madera y dos caballetes, todo comprado por internet y despachado en 48 horas, mas o menos. Llenamos de cartones de embalaje toda la vereda, hasta que pasaron los basureros. Nos pusimos las mascaras para sacar los cartones a la calle, no fuera que justo pasara la policía antes que el camion de la basura. El cuartito donde quedaron todas las cosas que sobraban a la nueva oficina, ahora medio deposito y sala de estar ese es el «living», mi guarida. Ahi paso la mayor parte del dia.

El perro se acostumbró a estar a mi lado permanentemente. Luego de esperar que mi mujer termine su conferencia en zoom, skype o cuelgue el teléfono, me levanto sigilosamente para ir al baño sin hacer ruido. Pero mi perro no quiere que me mueva, está cómodamente instalado usando mi pie derecho como almohada y le molesta que me vaya. Me gruñe y me ladra. Aparece entonces, violeta de furia, mi querida esposa, porque ponemos ruido canino a su próxima inminenete conferencia, y suma sus propios decibeles a la manifestación perruna. Todos me gritan y me ladran. Tuve que desarrollar una estrategia para poder mear convenientemente, sin gritos ni ladridos. Otro dia se las cuento.

Resulta que en el cuarto que transformamos en oficina de Silvia, ahí está mi baño. Para que no salga en la imagen cuando está reunida por zoom pusimos un perchero con todos los abrigos de invierno tapando la puerta. No es muy elegante, pero queda mejor que ver al fondo una puerta de baño. Apenas se percibe mi silueta cuando entro o salgo cuidadosamente. Bueno, baño se puede decir porque estamos en Paris, en otro lado no da ni para llamarlo ropero. Para poder usarlo hay que tener un entrenamiento de astronauta, solo que los astronautas tienen mas espacio. Puedo afeitarme, pero si levanto un codo debo tener el otro brazo pegado al cuerpo, no hay lugar para los dos. La ventaja es que puedo afeitarme con la espalda apoyada a la pared, lo que es descansado. Además no me queda mas remedio, porque si no me apoyo para atrás la nariz me queda pegada al espejo y ahí si, no hay manera de afeitarme, la nariz es una cordillera insalvable para mi maquinita. Salvo afeitarme media cara por vez y cambiar la maquinita de mano. Está la ducha en un rincón. Es un privilegio tener una ducha. Por alguna razón que todavía no puedo explicarme, el techo es muy bajo, así que tengo que ducharme de rodillas. Parece una especie de bautismo higiénico. Lleva cierto tiempo, pero se puede y es un buen ejercicio para las articulaciones. Tampoco es cuestion de hacerse el loco, porque se te acaba el agua caliente. O sea que en realidad es un duchita rápida, lo que me lleva mas tiempo, es levantarme. Pero eso es culpa de la edad, no del baño.

A veces suena el timbre. A mi me recorre un escalofrío por la espalda solo de pensar que el perro no me deje ir a la puerta, sus ladridos despierten la furia de mi esposa y yo vaya a perder la oportunidad de que pase algo en mi vida, como ver la cara de algun ser humano. Pero no hay nadie. Los que traen algún paquete lo dejan en la puerta, tocan el timbre y rajan. Algunos, para probarle al patron que hicieron la entrega sacan una foto con el celular, ya desde lejos pórque podemos ser unos apestosos. No corren el riesgo de esperar una propina, perdieron la esperanza. Eso tiene de bueno el confinamiento, haces economías. Hay que ver el lado positivo de las cosas. Bueno, sin mirar lo que gastamos para transformar el cuartito de la tele, en oficina.

La portera del edificio de al lado es una bruja horrorosa. La ley le permite salir a lavar la vereda y la lava con tanta pasión y furia que la está gastando. Me odia, porque mi perro no tiene tantos escrupulos como yo para orinar, levanta su pata siempre en el murito que acaba de fregar. Pero digo que hay que ver el lado positivo de las cosas, porque la máscara de la portera le tapa bastante la cara. Como digo, hay que ser positivo.

Con esto del confinamiento al menos voy a ver mi mujer a menudo, me dije, trabajando desde casa. Antes era la oficina, de 9 a 18 de lunes a viernes y los fines de semana el tiempo de restaurar la natural belleza que la caracteriza, que significa peluquería y esas cosas, hacer algunas compras y chau, se acabó el fin de semana. Ahora, es de 7 a 21,en realidad sin horario ni fines de semana, porque como estamos confinados los jefes piensan que no tenes nada que hacer, lo que es cierto, y avanzan en el trabajo de la semana siguiente. Para peor, los mas asustados, que no son pocos, exorcizan el julepe trabajando mas. No sé si recuerdan la rebelión en la granja: “trabajaré mas” dice Boxer el caballo, ante cada problema, trabajaré más. Y bueno, si sigue el confinamiento, encontraré la manera de trabajar mas. Hay que ser positivo.

===============================================================

JOE BIDEN Y LAS PIEDRAS DE OBAMA

===============================================================

La gran pregunta para el presidente electo de Estados Unidos, Joe Biden, quien ha tomado como lema “reconstruir mejor” , es si esto significará una renovación genuina o una mera restauración. Los estadounidenses necesitan desesperadamente un pivote tras la locura de Donald Trump. Y cuando Biden tome las riendas del poder de su predecesor, no hay duda de que vendrá un gran reinicio. Pero el riesgo de una restauración complaciente no es mayor en ninguna parte que en la política exterior de Estados Unidos, especialmente porque es un dominio en el que la oficina del presidente tiene tanta autoridad, incluso en medio de un estancamiento legislativo.

 

===============================================================

La Hora Global: 60 minutos para comprender el nuevo desorden mundial

Este nuevo programa de Radiomundo busca analizar los hechos internacionales, no solo las noticias. Es un momento de profundos cambios de índole social, político y económico en todo el planeta, que incluyen desde la presidencia de Donald Trump en EEUU, el Brexit y la crisis de los refugiados en Europa y el viraje ideológico en América Latina, hasta una China protagonista como potencia mundial. Nada surge de la nada: la objetividad y un enfoque descriptivo serán en este programa buenas herramientas para llegar a conclusiones, entendiendo causas y consecuencias.

Conduce: Gustavo Calvo. Con Leo Harari
Emisión: Martes y jueves de 15 a 16 hs.

Escuchar también…

La Hora Global: Archivo de programas anteriores

***
Foto en Home: Gas Natural  (wikicommons /pixabay)

La Hora Global

Tercera Temporada. Un análisis de los hechos internacionales, en un momento de profundos cambios de índole social, política y económica en todo el planeta. Conduce: Gustavo Calvo. Con Leo Harari y Susana Mangana. Martes y jueves, 15 hs., con repetición a las 22.

Notas Relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *