Cárceles: Ojalá las recomendaciones del Comité contra la Tortura de ONU “ayuden a poner de acuerdo a todo el sistema político” sobre los problemas, dice el comisionado parlamentario Juan Miguel Petit

Foto: Javier Calvelo / adhocFOTOS

La situación de las cárceles en Uruguay está de nuevo bajo la lupa de la ONU.

Representantes de varias instituciones y organismos se encuentran esta semana en la sede de Naciones Unidas en Ginebra, Suiza, para rendir cuentas sobre las acciones del Estado destinadas a cumplir con la Convención contra la Tortura.

Entre los integrantes de la delegación está el comisionado parlamentario para el sistema penitenciario, Juan Miguel Petit, quien junto a jerarcas del Ministerio del Interior debe responder sobre la situación de las cárceles en Uruguay.

Esa presentación del Estado uruguayo incluye observaciones y conclusiones del último informe anual sobre el sistema carcelario, presentado por Petit hace unos días en Montevideo. Entre otros puntos, en ese reporte se confirma que el año pasado hubo un récord de muertes en custodia. Además en el 40% de las muertes violentas ocurridas en prisión se detectaron fallas o negligencias con impacto directo en el desenlace.

¿Cómo llega Uruguay a esta presentación en la ONU? ¿Qué repercusiones pueden tener las observaciones que haga la ONU?

Hoy En Persectiva conversamos con el Dr. Juan Miguel Petit, comisionado parlamentario para el sistema carcelario.


Destaques de la entrevista:

  • «Los derechos humanos se cumplen cada vez más en el mundo, contrariamente a lo que puede parecer».
  • «Sentimos que está todo peor pero probablemente no, somos más conscientes» de la violación a los derechos humanos.
  • Sobre el Comité contra la Tortura de la ONU: «Tengo la expectativa que nos marque el camino a seguir, nos haga recomendaciones importantes».
  • Sobre muertes en cárceles y más muertes violentas: «Es un récord histórico muy preocupante». «El aumento de la población penitenciaria sin un aumento consistente de recursos humanos, logísticos y educativos iba a generar muchos problemas, a eso se sumó la pandemia».
  • «Tenemos un sistema penitenciario que tiene muchos agujeros, cuando se lo tensiona se rompe. Y cuanto más gente recibe peores cosas pasan».
  • «El Estado es responsable por los daños que le produce a las personas que están privadas de libertad».
  • Caso del incendio en la cárcel de Santiago Vázquez (ex Comcar): «En el lugar donde debía haber personal de vigilancia hacía años que no había. Esa es una omisión del Estado». Debería responder al «daño moral hecho a las familias de las personas que fallecieron, que resultaron quemados, heridos y traumatizados».
  • Sobre cómo mejorar el sistema penitenciario: «Tenemos un diálogo muy intenso con el ministerio. Hay un acuerdo en que esto no se arregla construyendo más cárceles y más plazas. Hay que ir a un cambio de modelo. ¿Cómo es ese cambio? Los que tienen la palabra son las autoridades públicas y el gobierno legítimamente electo».
  • Considera necesario tener: «Cárceles más eficientes y políticas sociales conectadas en la cárcel en el antes y en el después, con un diseño mucho más teledirigido».
  • «La prisión femenina y el delito femenino no tiene nada que ver con el masculino».
  • «Una de cada 10 mujeres que están presas es por querer ingresar droga a cárceles, y en pequeñas cantidades».
  • «El delito femenino está vinculado a situaciones de explotación, de abuso, de trata, de enorme vulnerabilidad y muchas veces de manipulación por parte de hombres que utilizan a las mujeres como carnada para cometer los delitos».
  • «Hay que repensar todo el sistema de prisión femenina».
  • «Hay muchas cosas sobre las cuales construir consenso y acuerdos para humanizar el sistema, para que baje la violencia».
  •  «Asse tiene que llenar el vacío que tiene el sistema de salud (en cárceles), es deficitario. Es mucho peor que el sistema general».
  • «Asse tiene que cubrir adicciones, tiene que cubrir salud mental y necesita recursos. No se arregla solo con buena voluntad y haciendo acciones de emergencia».
  • «Hay una actitud de atender a la emergencia, de no negación a los problemas y apertura a la información».
  • «El Mides incorporó la posibilidad de desarrollar una política social de reinserción. Es un área problemática y eso habla muy bien del Mides».
  • «Falta plasmar esa proactividad en planes, presupuesto y una estrategia nacional penitenciaria».
  • Sobre la creación de una estrategia nacional penitenciaria: «Quienes están atendiendo el sistema están en modo emergencia y por lo tanto no pueden elaborar con calma un modelo a largo plazo».
  • Sobre las recomendaciones que recibirá Uruguay del Comité de Tortura de la ONU: «Un documento de este tipo puede ser una radiografía que nos ayude a ponernos de acuerdo en algunas cosas básicas a todos los actores, a todo el sistema político».
  • «Las cárceles se sostienen porque los presos trabajan. Los presos arreglan puertas, hacen celdas, pintan, trasladan y atienden enfermos,  los rescatan de los incendios. Arreglan canchas deportivas y ayudan a educar».
  • «La única manera de que no comentan delitos cuando salgan es justamente que se perfeccione y consolide su ciudadanía».
  • «Una mala cárcel es un mal negocio para todo el mundo y aunque no todas las personas se rehabiliten, hay muchos que podrían rehabilitarse».

Florencia Nobelasco

Notas Relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*Es obligatorio poner nombre y apellido