¿Una Constitución de la Tierra? ¿Por qué es necesaria? “Tenemos la globalización en economía y comunicación pero no en derechos humanos”, dijo el Dr. Luigi Ferrajoli

Foto: Universidad de Oviedo

¿Cómo hace el mundo para dar una respuesta coordinada a fenómenos globales que superan a los estados nacionales, como la migraciones masivas, las pandemias, el crimen organizado, las economías ilegales o las catástrofes ecológicas?

Más allá de los organismos multilaterales, que son foco de diversas críticas, ¿puede haber otros instrumentos legales que ayuden a prevenir y enfrentar desafíos gravísimos que exceden las fronteras de los Estados?

¿Y si la solución fuera una Constitución de la Tierra?

Esta propuesta está siendo impulsada por el Dr. Luigi Ferrajoli, abogado y ex juez italiano, que fue profesor de Filosofía del derecho y de Teoría general del derecho en la Universidad de Camerino, donde además fue decano de la Facoltà di Giurisprudenza (Facultad de Derecho), y hoy es profesor emérito de Filosofía del Derecho en la Universidad de Roma III.

Ferrajoli, uno de los autores de literatura jurídica más vendidos y traducidos en el mundo, publicó este año su último libro, titulado justamente “Por una Constitución de la Tierra”, donde fundamenta su propuesta pero además ofrece un texto ordenado de cien artículos como base para la discusión.

Hoy profundizamos en esta idea removedora junto al propio Dr. Ferrajoli, que tuvo la amabilidad de atendernos en su casa, en Roma. En el intercambio nos acompañaron dos integrantes de nuestras tertulias:

Óscar Sarlo, abogado, ex catedrático en Filosofía y Teoría del Derecho en la Universidad de la República (UdelaR), académico de número en las Academias de Letras y de Derecho, e investigador en el Sistema Nacional de Investigadores.

Gonzalo Pérez del Castillo, ex representante de ONU en varios países, entre ellos Chile, Perú y El Salvador; su último cargo como funcionario fue el de Coordinador Residente de las Naciones Unidas en Bolivia. Hoy es presidente del Consejo Uruguayo para las Relaciones Internacionales (CURI)

…..

Con esta entrevista nos adelantamos a un coloquio que tiene lugar este jueves 14 y en el cual, desde Roma, Ferrajoli presenta su libro para el público uruguayo. En Montevideo, en la librería Más Puro Verso (calle Sarandí 675), a partir de las 10 de la mañana comentará la obra un panel integrado por el historiador Gerardo Caetano, Nathalie Bonjour, docente del Instituto de Filosofía y Teoría General del Derecho, de la Udelar, y Oscar Sarlo. 

El encuentro se podrá seguir a distancia en el siguiente enlace:

https://salavirtual-udelar.zoom.us/j/75517492058?pwd=SWlubjcycTd1R1RmNmw3TGJmOWUzQT09

ID de reunión: 755 1749 2058

Código de acceso: #17829730J

…..

¿Qué dice la propuesta de Constitución de la Tierra redactada por el profesor Luigi Ferrajoli?

En esta página se encuentra el texto completo en su versión en italiano

 


Destaques de la entrevista:

  • «Todos los DDHH requieren normas de actuación».
  • Diferencia con la carta fundacional de la ONU: «Una Constitución de la Tierra sería rígida, cualquier norma de cualquier país que contradiga la Constitución Global, es destinada a ser anulada por una Corte Constitucional Global. Que debe existir para garantizar la efectividad de la Constitución».
  • Los países se transformarían «de Estados a Estados Federados, que no tienen soberanía absoluta, no tienen ejércitos».
  • «Es necesario instituir órganos que garanticen la salud, la instrucción. Tenemos la OMS pero es una institución ridícula que tiene solamente US$ 4.000 millones cada dos años. Debería tener US$ 4.000 billones para construir hospitales en todo el mundo, enviar fármacos y vacunas a todo el mundo. La Unesco debería instituir escuelas en todo el mundo».
  • Emigración: «Es el primer derecho natural establecido por occidente. Es un derecho vigente que debe ser tomado en serio. Existe en la norma jurídica, en el artículo 12 y 13 de la declaración de los DDHH. Es un derecho violado porque debe ser acompañado del derecho de inmigración».
  • «Emigrar no es un lujo, decir que las personas migran por necesidad es cierto. Necesidades a ser resueltas. Tomando en serio el acceso a la salud la migración dejará de existir».
  • «La carta de la ONU promete la paz pero sin garantías de la paz».
  • «Tenemos la globalización de la economía, de la comunicación pero no tenemos globalización de derechos humanos ni garantías, no tenemos globalización de las técnicas para responder a los desafíos de la supervivencia de la humanidad entera».
  • «La soberanía es del pueblo. La soberanía es de todos y de ninguno. Los derechos son de los individuos».
  • «Es necesario distinguir entre libertad y los derechos de autonomía a negociar, son derechos pero también poderes».
  • Prohibición de las armas: «Las armas son nocivas contra los otros. Eliminar las armas es eliminar la violencia, gran parte de la violencia».
  • «Dos universidades de las más importantes de Costa Rica han preguntado al Parlamento de ese país, si podían presentar a la ONU el artículo 100 de la Constitución de la Tierra».
  • «Confío mucho en la adhesión de colegas y amigos en América Latina a esta constitución de la Tierra. Sería un tributo muy relevante de que esos países tengan la iniciativa de adherirse. Es un primer paso, que debe ser acompañado por muchas propuestas de modificación e integración».

En Perspectiva

Periodismo con vocación de servicio público. Conducen Emiliano Cotelo y Romina Andrioli. Con Gabriela Pintos, Rosario Castellanos y Gastón González Napoli. Producción: Rodrigo Abelenda y Agustina Rovetta. De lunes a viernes de 7 a 12 en Radiomundo 1170.

Notas Relacionadas

1 Comentario

  • La ley, es y solo es, si la refrenda la realidad.

    Es claro que el peldaño mas alto que enfrenta toda hipótesis, es el que lo separa de la praxis, también es claro que éste proyecto constitucional surca el mar de la UTOPÍA; quizás no sea tan obvio que además de quimérico es NECESARIO, porque si no hay osadía hacia la imaginación, albedrío y crítica, quedamos estancados en la inercia del perpetuo replicar lo mismo.

    El poder -no la libertad- detesta y combate lo que le limita, lo que hace cualquier ley es establecer límites; hoy, no ya el orden, sino la DISCRECIONALIDAD de mayor porte que rige el orbe, es el Consejo de Seguridad de la ONU y está civilizatoriamente obsoleto, no es garantía de paz ni de convivencia humana estable, menos aún, justa y colaborativa.

    De pensar a hacer futuro hay un tramo fiero, si no EMPRENDEMOS ese trecho tampoco MERECEMOS futuro.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*Es obligatorio poner nombre y apellido