Un Solo Uruguay organiza donaciones de fardos para el ganado de productores afectados por incendios en Río Negro y Paysandú: Entrevista con uno de los coordinadores

Foto: Ricardo Antúnez / adhocFOTOS

Ahora, ya con los incendios controlados en Paysandú y Rio Negro, productores apícolas, ganaderos y forestales empiezan a hacer con más calma el relevamiento de los daños que les causó el siniestro que comenzó en los últimos días de diciembre.

Aunque al principio se había manejado la cifra de 22.000 hectáreas afectadas, un balance determinó que fueron muchas más: 37.000.

El vocero de Bomberos, Pablo Benítez, detalló en diálogo con El Observador que en Piedras Coloradas, departamento de Paysandú, se vieron afectadas 22.000 hectáreas, mientras que en Tres Bocas, departamento de Río Negro, se sumaron otras 15.000 hectáreas, con lo que se llega a la cifra de 37.000 hectáreas alcanzadas por el fuego.

Desde los ministerios de Ambiente y Ganadería, Agricultura y Pesca (MGAP) se constituyó un comité para evaluar los efectos del incendio, cuantificar las pérdidas del sector productivo y generar medidas de ayudas específicas que ya se han adelantado.

Pero otro tanto de las ayudas que están llegando a las zonas más complicadas viene del sector privado, concretamente de productores de los más diversos rincones del país que, al ver como sus colegas habían perdido buena parte de su trabajo, se organizaron y enviaron ya más de 16 camiones de fardo para que el ganado pudiera por lo menos mantenerse, al no contar con pasturas en la zona quemada.

La movida fue canalizada de manera informal primero, a través de Un Solo Uruguay, pero inmediatamente se fueron sumando diversas organizaciones agropecuarias principalmente de Paysandú. Y se coordinó con el MGAP, las alcaldías y la Sociedad de Productores Forestales.

Hoy, En Perspectiva, conversamos con Iván Revello, productor de Cerro Largo, que integra Un Solo Uruguay y es uno de los que está coordinando las ayudas.

¿Querés sumarte como Socio 3.0 de En Perspectiva pero tenés dudas sobre cómo hacerlo?

Anotate este celular: 091-825-252.

Llamanos o escribinos, así nos comunicamos directamente contigo.

Más información en este mensaje de Emiliano Cotelo: enperspectiva.net/socios

 

En Perspectiva

Periodismo con vocación de servicio público. Conducen Emiliano Cotelo y Romina Andrioli. Con Gabriela Pintos, Rosario Castellanos y Gastón González Napoli. Producción: Rodrigo Abelenda y Agustina Rovetta. De lunes a viernes de 7 a 12 en Radiomundo 1170.

Notas Relacionadas

1 Comentario

  • Viví años en Europa y recuerdo que al alquilar apartamentos tuve que sacar en cada caso un seguro por posibles daños a otros apartamentos. Eso cubría daños por problemas de plomería o por incendios que se originaran en mi casa. Yo no sé cómo andan nuestras leyes al respecto, pero con todo este tema de las forestales, ante cualquier fuego intencional o no que se genere en un campo y que dañe a terceros, debería existir una responsabilidad civil. Si hay responsabilidad civil lo razonable es que las empresas rurales cubran eso con un seguro de responsabilidad civil, como tiene uno para el auto por si un día por impericia o por un desperfecto mecánico causa daños a bienes o personas. Si uno no saca el seguro (que debería ser olbigatorio), entonces responde con los bienes: la tierra si es propia, los animales, la cosecha o los bienes personales, más allá de la responsabilidad que le quepa frente al Estado por no haber contratado la póliza obligatoria. Eso se debe integrar como un costo de producción más, así como un taxi o un remise factura también para amortizar el seguro.

    Lo que plantea Revello en este caso es de total justicia: las forestales deberían hacerse patrimonialmente responsables de lo que se haya quemado en campos ajenos si el incendio empezó en sus campos. Quizás sea esta la oportunidad para avanzar en el proceso de modernización del negocio rural.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*Es obligatorio poner nombre y apellido