Santiago Mazzarovich / adhocFOTOS

Pereira (PIT-CNT): El Parlamento debería tener con la recolección de firmas contra la LUC “la misma altura política” que tuvo para aplazar las elecciones departamentales

Santiago Mazzarovich / adhocFOTOS

La Comisión Nacional Pro Referéndum contra la ley de urgente consideración (LUC) presentará la semana próxima una solicitud al parlamento para que elabore una ley que extienda el plazo de recolección de firmas, actualmente fijado hasta el 9 de julio, para habilitar esa instancia.

Según La diaria, el proyecto de ley sería similar al que se redactó para aplazar las elecciones departamentales el año pasado.

Dado que los votos del Frente Amplio (FA) –que apoya la recolección de firmas– no alcanzan para aprobar la extensión de plazo, la iniciativa necesita el respaldo de por lo menos tres senadores y ocho diputados de la coalición multicolor. La diaria consigna que en el oficialismo, a priori, la propuesta no es de recibo.

En el abanico oficialista, solamente el senador de Cabildo Abierto Raúl Lozano se mostró abierto a la posibilidad de analizar el pedido: “Tendríamos que ver cuáles son las justificaciones para extender los plazos”, dijo al mismo medio.

Sobre este tema conversamos hoy En Perspectiva con Fernando Pereira. presidente del PIT-CNT.

Agustín Dorce

Notas Relacionadas

1 Comentario

  • No son comparables las situaciones de las elecciones departamentales y la recolección de firmas por un referéndum. En el primer caso, se trata de un acto de concurrencia obligatoria. Pero además, la organización requiere la instalación de las comisiones receptoras de votos, con tres integrantes (más los suplentes, que deben concurrir al inicio), el custodia y los delegados partidarios, además de que para votar se suelen formar colas de varias personas. Todo eso, en un mes en que hacía poco que había empezado la pandemia y no sabíamos del coronavirus, justificó que se postergara su realización para época más propicia. En cambio, la firma de una papeleta por un referéndum sólo requiere de una persona por vez que firme, y si acaso una o dos que le exhiban la papeleta y tomen los cuidados necesarios para recabar la firma y la impresión digital. Y bien puede hacerse esto en un local partidario, sindical o casa particular, con los cuidados correspondientes por la pandemia; no son necesarias esas «barriadas» para recolectar las firmas. Y si es por la propaganda, bien pueden hacerla por los medios de prensa habituales, o mediante vehículos con parlantes por la vía pública.
    Y por otro lado, no es cierto que haya menos gente en las ferias por la pandemia. Yo hace más de cuatro décadas que recorro ferias, y la concurrencia es más o menos la misma; no se notó disminución, salvo en los meses de marzo y abril del año pasado, cuando recién tomábamos contacto con la pandemia y disminuyó la circulación pública en general; luego volvió a los patrones habituales.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *