Secundaria: Cambios en evaluación y promoción de cursos provocan polémica entre los docentes ¿Qué explicación dan las autoridades? Entrevista con Jenifer Cherro (Dir. Gral.)

Foto: Javier Calvelo / adhocFOTOS

Pocos días antes del final del año lectivo, las autoridades de la Educación resolvieron algunos cambios respecto de la evaluación y la promoción de los estudiantes.

Entre esas novedades, que se conocieron el miércoles luego de una reunión del Codicen de la ANEP, las más importantes tienen que ver con Secundaria.

Allí se dispuso que la nota para pasar de curso en Bachillerato, en las materias específicas de cada opción, que era 8, pasa a 6. También, que la asistencia deja de ser obligatoria como había ocurrido durante la pandemia.

Según la circular emitida por la Dirección General de Secundaria, estas medidas solo se exigen en los liceos públicos y no en las institutuciones privadas, que pueden optar por mantener los criterios actuales.

Entre los docentes estas novedades provocaron polémica.

Por ejemplo, el profesor de Filosofía Pablo Romero se expresó de esta manera en declaraciones a TV Ciudad.

Enterarnos a pocos días de la finalización de los cursos,  una normativa, una comunicación desde la ANEP que flexibiliza el pasaje de grado, pero sobre todo cambia las reglas de juego con las que venimos trabajando con los estudiantes, evaluándolos.

Romero cuestionó también la diferencia que se hace entre públicos y privados.

Los colegios privados pueden regirse en este cierre de cursos por el reglamento vigente que es el del plan 2016. Si el argumento era la pandemia, lo atravesamos tanto públicos como privados. Sin embargo, los privados quedan exonerados en este caso de poder asumir este cierre de curso de modo que lo presenta la ANEP para los públicos.

¿Qué explicación dan las autoridades?

Conversamos En Perspectiva con la directora general de Secundaria, la profesora Jenifer Cherro.


Destaques de la entrevista:

  • «Los cambios no son tan así y hay que leerlos a la luz de ciertos acontecimientos».
  • «Tanto como en el 2020 y 2021 las clases no terminan el 15 de octubre, el 30 de octubre o el 15 de noviembre. Las clases terminan el 3 y 10 de diciembre. Hay extensión de los cursos. ¿Qué se diferencia con respecto a 2019? Que hay una instancia de pruebas especiales y después una instancia de reformulación de esas pruebas especiales. Quienes asisten en esa semana que se extiende son los alumnos que no lograron la promoción y tienen que reformular lo que venían trabajando con sus docentes. ¿Quiénes evalúan a esos alumnos y esas pruebas? Los docentes del año, los mismos docentes que estuvieron siempre».
  • «Otra de las cosas que se ha dicho es que se elimina la repetición, pero no es así. El estudiante para promover debe demostrar su aprendizaje, tanto en el primer ciclo de pruebas como en el segundo. El examen y la repetición existen. Lo único es que, hay alumnos que dada su situación personal de esfuerzo y asistencia a clase, pasan total o parcialmente en diciembre y hay otros que tiene diferido el dar exámenes en febrero para ahí definir su situación».
  • «Está demostrado que quien asiste más promueve más, jamás desde secundaria se va a promover la conducta de no ir. No es lo mismo ir que no ir, pero este año tuvo sus particularidades; tuvimos más de treinta días perdidos por paros y ocupaciones docentes y estudiantiles».

En Perspectiva

Periodismo con vocación de servicio público. Conducen Emiliano Cotelo y Romina Andrioli. Con Gabriela Pintos, Rosario Castellanos y Gastón González Napoli. Producción: Rodrigo Abelenda y Agustina Rovetta. De lunes a viernes de 7 a 12 en Radiomundo 1170.

Notas Relacionadas

1 Comentario

  • Ilustrativa entrevista, mucho, durante el lapso que duró las respuestas oscilaron entre estadística, política, relato anti gremios y distintos predicados ¿qué faltó? faltó el sujeto y el sujeto es la Educación.

    La malla curricular, la preparación docente, la instrumentalización para optimizar y mejorar contenidos e infraestructura, al fin los estudiantes, todo eso quedó en el subsuelo.
    Pretender dirigir la Educación por un discurso bajado a la práctica desde la improvisación y el voluntarismo, rompe, degrada, es grave y lo peor de todo, es necio; toda necedad es una configuración de la soberbia, una forma de estupidez.

    Triste.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*Es obligatorio poner nombre y apellido