Aumenta el número de jóvenes latinoamericanos que no estudian ni trabajan

El número de jóvenes que no estudian ni trabajan en América Latina aumentó en los últimos años, según un reporte del Banco Mundial dado a conocer este martes.

Más de 20 millones de personas se encuentra en esta situación en la región. Además, el estudio apuntó que el 60 % de esos jóvenes pertenecen a hogares del 40 % más pobre de cada sociedad, y por lo tanto su situación hace que se perpetúe la desigualdad de una generación a la siguiente.

Este fue uno de los temas tratados en La Mesa de los Viernes con Juan Grompone, Óscar Sarlo, Gonzalo Pérez del Castillo y Alejandro Abal.

Continúa en…
El 1 % de los más ricos del mundo posee más que el 99 % restante
Telegramas del viernes

Wilmar Amaral

Notas Relacionadas

3 Comentarios

  • NINI. El tema es muy importante pero los actores de la mesa y su conducción están out the game. Inferir y dirigir la discusión del tema sobre «enseñanza » es desprolijo, tendencioso y demagógico. El centro de la cuestión es la ubicación del sujeto en la sociedad y el trabajo, en un mundo cambiante, frágil e inseguro. Grompone puso la piedra fundacional de una conversación que nadie quiere agarrar. Sobra gente y no hay chance para todos. Es así de simple. Y los más débiles no necesitan enseñanza para las tareas q les está dado hacer. Que iluso Pérez del Castillo como si hubiese posibilidad de generarse su propio trabajo y vivir decorosamente; solo algunos privilegiados y no creo q se necesite mucha universidad para ello. Uruguay nunca será tierra de oportunidades, aquí , donde y como naces ya tenes el futuro cantado; y si no fíjense la franja socioetaria q se reproduce. Quienes son entonces los NINI?

  • Mi padre vino de Polonia con 12 o 13 años, revalidó la escuela aquí y se puso a trabajar, con su trabajo mantenía a su familia y nos hizo estudiar a sus dos hijos.
    Claro era el Uruguay del «se puede», del «el que trabaja debe ser respetado porque es el que mueve la economía». Los Contadores eran simples empleados en las Empresas. Hoy son los dueños y los que trabajan son los esclavos.
    Hoy los trabajadores que apenas llegan a ser clase media, por no decir de media clase, tienen apenas un hijo o ninguno porque son conscientes de lo difícil que es educarlo bien.
    La franja societaria que se reproduce es la misma de siempre, porque hay razones culturales y de valores impuestos en su gente: una niña dejará de serlo y se convertirá en mujer al tener un hijo, y con los beneficios que reciben por cada hijo, más las tarjetas de MIDES, etc., etc., etc. y algo más que logren de diversas maneras pueden vivir sin trabajar.
    Hace ya por lo menos dos o tres generaciones que crecen se reproducen y mueren con esa cultura y no hay interés político de ningún tipo como para cambiar esto. No se quiere o no se sabe cómo hacerlo.
    La mente tiene muchísima más capacidad de la que utilizamos, por ende no se trata de darles menos conocimientos a los jóvenes que son como esponjas para adquirirlos. Más conocimientos, aunque parezcan inútiles, la posibilidad de enamorarlos del conocimiento, de la investigación, la relación entre materias, como por ejemplo la matemática con la música o la literatura. Para escribir música hay que hacer cálculos y para escribir poesía hay que utilizar la métrica ¿no hay relación?.
    Entonces queda claro que hay que darles más información con docentes enamorados y que enamoren con su materia.
    Se aburren porque muchos docentes son aburridos. No todos por suerte.

  • ¿No será que la crisis de la educación es la punta de un gran iceberg que representa la crisis estructural de un modelo de sociedad, y para la cual no se encuentra ni se vislumbra solución, porque otros ámbitos, interdependientes, también están en crisis? ¿ Es posible mejorar la educación institucionalizada sin mejora o intervención de otros sectores de la sociedad, de los cuales depende y a los cuales sirve? La familia, el contexto socio cultural ¿cómo están? ¿Qué valores fomentan, priorizan, promueven? ¿Contribuyen positiva o negativamente a la mejora educativa? Son convergentes o divergentes?

    La educación es un proceso amplio por el cual un individuo se socializa, se desarrolla, se inserta en una cultura.Cuando se escucha a personas que opinan en una entrevista, en un debate o intercambio sobre la educación, siempre se refieren a un aspecto, solamente, de ese proceso. Es como aquella metáfora del elefante, reconocido por partes, sin la visión del todo.

    Hoy se hizo referencia en esta Mesa a la educación de los medios, de la tv, a la educación familiar, fundamentales y no siempre considerados, otras veces se alude a la educación formal institucionalizada, como cuando se entrevistó a la Sra. Mtra. Muñoz o al ex director de Educación del MEC, Mtro. Mir.

    Cuando hablamos de educación en un amplio sentido, debemos reconocer la modalidad formal, no formal y la informal, así como el contexto en la que se desarrolla.

    ¿A qué nos referimos cuando nos manifestamos sobre la educación?

    Se focaliza, necesario es, al abordar el tema, pero sin reconocer o considerar la amplitud del tema y su contexto.
    Sin esta perspectiva global del tema, sin un planteamiento amplio y franco del problema, no se pueden abordar o proponer caminos de intervención eficaz, y/o reconocer las limitaciones, los obstáculos que se tienen.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *