Cámara de Senadores votará desafuero de Penadés, que renunció al Partido Nacional

Foto: Javier Calvelo / adhocFOTOS

El Senado votará hoy el desafuero del senador Gustavo Penadés, que está siendo indagado en fiscalía por ocho denuncias de abuso y explotación sexual de menores.

La resolución fue tomada ayer por unanimidad en la Comisión de Constitución y Legislación de la Cámara Alta, luego que los legisladores accedieran al expediente elaborado por la fiscal Alicia Ghione. Allí se especifica el delito por el que se estará acusando a Penadés: «retribución de actos eróticos y sexuales de cualquier tipo» a menores, «sin perjuicio de su concurrencia con otras figuras penales, que dependen de los años en que ocurrieron los diversos hechos y de las leyes que se fueron legislando», dice el texto.

Según el escrito, Penadés tenía un intermediario que le facilitaba encuentros con menores, a los que presuntamente explotaba sexualmente. Esa persona también agendaba reuniones para otros clientes y por eso no se descarta la existencia de una asociación para delinquir. Si esto se comprueba, el caso pasará a estudio de la Justicia de Crimen Organizado.

Ghione dice que las víctimas de Penadés tenían al momento de los hechos “13 o 14 años” y que el legislador mantenía desde hace varios años el mismo “modus operandi”.

Según la magistrada, las víctimas solicitaron «la reserva total de sus identidades, por temor a posibles amenazas». «Esta Fiscalía ha reunido información de otras posibles víctimas que presuntamente han recibido amenazas por la causa de explotación sexual”, dice el escrito, y agrega que “el 17 de abril pasado murió por homicidio un adolescente cuyos amigos afirman tenía relación y mucha información sobre Penadés”, “lo que hizo que algunos de ellos no quieran participar de esta investigación».

Por otro lado, ayer Penadés renunció al Partido Nacional a través de una carta enviada al presidente del directorio, Pablo Iturralde.

En ese texto Penadés comunica su decisión de desvincularse como afiliado de dicha colectividad política, así como también de todas las responsabilidades partidarias por las que fue electo o designado.

Penadés notificó su decisión luego de que el lunes el directorio blanco resolviera que luego de que el lunes el directorio blanco decidiera que  del pronunciamiento del Senado su caso iba a ser derivado a la Comisión de Ética partidaria.

La Mesa de los Miércoles con Mariana Álvarez, Martín Couto, Diego Irazábal y Desirée Pagliarini.

Viene de: Hallaron restos humanos en el Batallón 14

Continúa en: Redalco, su «Misión Platos»… y otros telegramas

En Perspectiva

Periodismo con vocación de servicio público. Conducen Emiliano Cotelo y Romina Andrioli. Con Gabriela Pintos, Rosario Castellanos y Gastón González Napoli. Producción: Rodrigo Abelenda y Florencia Nobelasco. De lunes a viernes de 7 a 12 en Radiomundo 1170.

Notas Relacionadas

3 Comentarios

  • Yo creo que es de destacar la buena actuación del Senado al otorgar un desafuero ante una solicitud de la Justicia, más allá de lo penoso de la situación que llevó al mismo. Con esto parece acabarse aquella idea de que la investidura parlamentaria era un manto de seguridad para algún involucrado. Al menos en lo que va desde la restauración democrática, es la primera vez que se otorga un desafuero por un asunto espeso; los únicos casos anteriores fueron en el gobierno anterior y por conducir alcoholizados, afectando a tres ex-diputados (Bianchi, Ezquerra y Mujica). Recuerdo también que, en los casos Sendic y Placeres, no fueron objeto de desafuero, sino que terminaron renunciando a sus bancas. En la década de los 90, también hubo un pedido de desafuero contra el ex-diputado Silva Tavares, que si no recuerdo mal, fue desestimado por razones formales (se remitió directo del Juzgado sin pasar por la Suprema Corte).
    Por último, espero contar con una diligente gestión del Poder Judicial que permita determinar cuánto haya de verdad en las denuncias planteadas.

  • Otro apunte para Desireé, perdón.

    Dijo ella que funcionó el sistema político, funcionó poco por actuaciones irresponsables de actores fundamentales, a saber y por nombrar las mas relevantes, el Presidente y el Ministro (justo Abdala también desde un puesto sensible y con políticos enojados con lo que dijo la relatora de la ONU)

    Por otro lado la parte resaltable que sí hizo funcionar el sistema: la Fiscalía que, en terreno resbaloso, intenta dar responsable y tecnicamente, pasos certeros.

    Repito, nada tengo en contra de la tertuliana, creo en cambio, que le falta mas ejercicio de diálogo y le sobra -un poco- de litigio.

    sds cordiales para Desireé

  • Lo bueno es que el desafuero ocurrió, que fue por unanimidad del cuerpo y que se va a poder formalizar y eventualmente llevar a juicio a Penadés con garantías legales para todas las partes. Perdón por el olor a naftalina que para alguna gente puede tener mi comentario: se habló de que era positivo que no se esperara al fallo judicial para que exista la condena social. Eso es realmente terrible, especialmente dicho por gente que además está en la carrera política y que en unos años van a estar probablemente decidiendo los destinos del país. A Penadés se le levantaron los fueros para que se lo juzgue, no como resultado de prejuzgamiento popular que ya lo condenó. La presunción de inocencia no es un obstáculo para la justicia basada en evidencias y garantías sino para la que hacen las masas en base a sus prejuicios, corazonadas y sentido común. Que la gente espere al fallo de la justicia para formarse una opinión es bueno, no malo como se sugirió en la tertulia. Lamentablemente en estas discusiones tan arcanas para el ciudadano común es habitual que se formen dos bandos que, cual participantes de una penca, quieren adivinar al resultado.

    Por cierto, tal como menciona Torres: el presidente y el ministro del interior le hicieron también daño a toda esta discusión argumentando desde sus prejuicios. Como ya mencioné varias veces, el fiscal general es dependiente directo del presidente y la policía de investigaciones es dependiente del ministro del interior. Gravísimo, porque las dos máximas jerarquías que deben garantizar que la acusación se pueda investigar salieron a decir que no creían en la acusación. Por cierto, me tranquilizaría que el verbo «creer» no apareciera en estas discusiones, ni a favor de los denunciantes ni de los denunciados. La justicia debe practicar el agnosticismo para llegar a la verdad y evitar el sesgo de confirmación.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*Es obligatorio poner nombre y apellido