Elon Musk compró Twitter por 44.000 millones de dólares

Foto: Olivier DOULIERY / AFP

Elon Musk, el hombre más rico del mundo, principal accionista de Tesla y SpaceX, compró esta semana la red social Twitter por 44.000 millones de dólares y anunció que se propone transformarla para garantizar la libertad de expresión.

En un comunicado, Musk aseguró que «la libertad de expresión es la base de una democracia que funciona, y Twitter es la plaza pública digital donde se debaten los temas vitales para el futuro de la humanidad».

Antes de confirmarse la noticia, se suspendió la cotización de las acciones de Twitter en Wall Street hasta que hubiera novedades, que se concretaron minutos después. Los papeles estaban entonces más de 5,5% sobre el valor de cierre del viernes, y terminaron 5,66% arriba.

Esta operación es un viraje dramático luego de que Twitter anunciara hace diez días que preparaba una maniobra para dificultar la oferta de adquisición hostil de Musk.

Musk dijo la semana pasada que había conseguido 46.500 millones de dólares para realizar la compra, gracias a dos préstamos bancarios de Morgan Stanley y a su fortuna personal, con una contribución propia de 21.000 millones de dólares.

 

La Tertulia de los Jueves con Cecilia Eguiluz, Martín Couto, Daniel Supervielle y Juan Pedro Mir.

 

Viene de…

Episodios de violencia extrema generan conmoción

Continúa en…

Lecturas recomendadas… Y otros telegramas

 

Candela Stewart

Notas Relacionadas

2 Comentarios

  • 44 000 000 000
    ÷
    7 753 000 000
    =
    5 675 222.

    Lo que le costó a Musk el pajarillo
    Dividido
    La cantidad de habitantes del planeta

    Los números dicen muchas cosas aunque luego 🤔,
    uno no pueda explicárselas 😳

  • Lo absurdo es la tendencia de los políticos a validar esta plataforma como lugar de difusión y, peor aún, de debate y formación de opinión pública. Antes cuando un político quería difundir su ideología, fundaba un diario. Ahora abren cuentas en redes y ponen gente a publicar en nombre de ellos mensajes incendiarios, para «ser tendencia». De eso tienen toda la responsabilidad los propios políticos que luego se quejan por el trato que reciben. ¿Alguien puede en su sano juicio pensar que una empresa privada puede ser sobre quien recaigan principios como la libertad o la verdad? Las empresas existen para ganar dinero. Algunas son mejores porque se dirigen a un público mas analítico. Otras sólo buscan concitar la atención de lo peor de la sociedad, porque ése es su mercado. Pero todas piensan en el segmento al que le quieren vender. Twitter claramente es de las últimas, porque el «anzuelo» para que la gente pase horas conectada son los insultos y la polarización.

    Los políticos son los que pueden sacar el debate público de Twitter y dirigirlo a medios donde la densidad, extensión y complejidad del debate ya de por sí filtre a la gente que participa. El tema es que cada vez tenemos más políticos que corren a la gente para el lado que dispara en lugar de liderarla. En lugar de tratar de fijar ellos el tono y el lugar de las discusiones, van a buscar a la gente allí donde espontáneamente se junta. Y para captar la atención, le dan la comida que quieren comer. Trump, por ejemplo, se quejaba de haber sido censurado por Twitter, pero se apoyó en Twitter para hacer su campaña. Si siguen así, le habrán dado definitivamente el control de la política a las empresas de las redes sociales.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*Es obligatorio poner nombre y apellido