¿Qué deja la campaña por el referéndum sobre la LUC?

Foto: Javier Calvelo/ adhocFOTOS

El próximo domingo tendrá lugar el referéndum sobre 135 artículos de la Ley de Urgente Consideración (LUC).

Así estamos llegando al final de una discusión muy extensa, que comenzó, podríamos decir, antes de las elecciones nacionales de 2019, cuando el entonces candidato Luis Lacalle Pou anunció que si lograba la victoria buscaría aprobar una ley de este tipo que incluiría una variedad de temas.

Luego vino la redacción y difusión del articulado, que se inició a principios de 2020, cuando el gobierno electo, todavía en transición, dio a conocer un primer borrador. 

El debate parlamentario se desarrolló en plena pandemia, entre fines de abril y los primeros días de julio de 2020, y la discusión a nivel ciudadano se intensificó durante los primeros meses de 2021, a medida que ganaba velocidad la campaña de recolección de firmas en busca de una consulta popular. 

A mediados del año pasado se presentaron las firmas ante la Corte Electoral, en un hito que la oposición vivió como un triunfo. Y en los últimos meses ya tuvimos una carrera electoral propiamente dicha, aunque con sus particularidades: un tema complejo de explicar y una persistente cantidad de indecisos que mantiene abierta la duda sobre cuál será el resultados de la votación.

¿Qué reflexiones deja esta larga campaña electoral?

La Tertulia de los Lunes con Martín Bueno, Gabriel Budiño, Pablo Carrasco y Miguel Brechner.

 

Continúa en…

Abuso policial: Fiscalía y Ministerio del Interior investigan denuncias

El sentido del Instituto de Colonización… Y otros telegramas

En Perspectiva

Periodismo con vocación de servicio público. Conducen Emiliano Cotelo y Romina Andrioli. Con Gabriela Pintos, Rosario Castellanos y Gastón González Napoli. Producción: Rodrigo Abelenda y Agustina Rovetta. De lunes a viernes de 7 a 12 en Radiomundo 1170.

Notas Relacionadas

2 Comentarios

  • Desde el principio entendí que someter esta ley, o una parte de ella, a un referéndum popular, es un despropósito. Para comparar, si recordamos los cinco casos anteriores en que se solicitó referéndum (unos con éxito y otros no), en ellos siempre había un elemento fundamental de fácil comprensión que facilitaba el pronunciamiento. En cambio, esta ley toca una diversidad tal de asuntos, que no existe ese elemento contra el cual ir, y es muy posible que haya gente en contra de unos asuntos pero a favor del resto. Y que no vengan con que no se puede hacer una ley que trate tantos asuntos a la vez. Es un hecho que las leyes de presupuesto y las de rendición de cuentas traen tantos artículos o más que la LUC, muchos de ellos ajenos a la materia presupuestal, y además están sujetas a los mismos plazos de tratamiento y aprobación, aunque en este caso, si no se aprueban, se consideran rechazadas. En mi caso personal, yo estoy al tanto en general de por dónde van los temas que trata la LUC, pero no tengo presente el articulado de los que se quieren derogar (tampoco de los que no se someten a referéndum, que bien podrían ser objeto de discrepancia). Estoy de acuerdo con el tratamiento del tema seguridad (apoyo a la actuación policial, con eventual responsabilidad posterior, defensa propia, aumento de algunas penas y tipificación de nuevos delitos), la gobernanza de la educación centralizada en el CODICEN, el reconocimiento igual del derecho de huelga y el de no hacerla, la flexibilización de las exigencias de la inclusión financiera; pero en temas como las disposiciones sobre el Instituto de Colonización, sobre adopciones o sobre alquiler sin garantías, la temática es muy compleja; en eso yo prefiero hacer confianza en la actuación de los legisladores, teniendo en cuenta además que, en definitiva, la LUC puede ser derogada o modificada por otra ley, como cualquiera otra. Por ello, yo voto NO.

  • Al ser el voto obligatorio, personas que no están de acuerdo con este «perdedero de tiempo», en dejar de trabajar porque en Uruguay crezcan los puestos de trabajo (grandes inversiones) mejorar, la educación, la seguridad, los asentamientos, etc., VAN A OPTAR POR VOTAR, ANULADO, EN BLANCO, O PEOR AÚN . . . , POR AMIGUISMOS POLÍTICOS Y/O PRESIONES, SINDICALES, PATRONALES O PORQUE «LES IMPORTAN x PEPINOS», LOS TEMAS POLÍTICOS DEL PAÍS. Le sumo lo mío y que seguro hay muchos, ME OBLIGAN A VOTAR DOS VECES POR LA LUC . . .

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*Es obligatorio poner nombre y apellido