Fernanda Auersperg (Mides): Proyecto de hospitalización involuntaria para indigentes adictos o con trastornos psiquiátricos constituye una «herramienta más» que busca un abordaje «oportuno e inmediato»

Foto: En Perspectiva

¿Cómo debe actuar el Estado ante una persona en situación de calle con trastornos psiquiátricos o gravemente afectada por el consumo de drogas?

¿Se la puede atender forzosamente contra su voluntad?

El viernes, el Ministerio de Desarrollo Social y el Ministerio del Interior, enviaron un proyecto de ley al Parlamenta que permite a las autoridades hospitalizar sin su consentimiento a personas cuya capacidad de juicio se encuentre afectada por una descompensación de su patología psiquiátrica o por el consumo drogas.

¿Qué alcance tiene esta normativa? ¿Cómo se aplicará en caso de aprobarse? Lo conversamos con Fernada Auersperg, directora nacional de Protección Social del Ministerio de Desarrollo Social.

Auersperg dijo a En Perspectiva que el proyecto busca “reforzar” y “optimizar” la asistencia a la población con esta problemática. Se trata, expresó, de una «herramienta más» y de una «respuesta más a la medida» de lo que necesita la población, a través de un cambio normativo que busca generar un abordaje «oportuno e inmediato» para esta personas.

En Perspectiva

Periodismo con vocación de servicio público. Conducen Emiliano Cotelo y Romina Andrioli. Con Gabriela Pintos, Rosario Castellanos y Gastón González Napoli. Producción: Rodrigo Abelenda y Agustina Rovetta. De lunes a viernes de 7 a 12 en Radiomundo 1170.

Notas Relacionadas

1 Comentario

  • Está perfecto lo que plantea. Ahora sólo falta que lo hagan. Bartol prometió sacar de la calle a toda la gente que vive en la calle, dijo querer conseguirles viviendas y darles apoyo para que consigan trabajo. No sólo no lo hicieron, sino que la población en LA calle (por favor, no digan «en calle»… el español tiene artículos) sigue creciendo.Con todo lo que dijo, ¿qué puedo decir? Sólo diria que no sigan prometiendo cosas que no hacen.

    Lo de Melgar me deja helado viniendo de alguien de izquierda. ¿Porqué ocuparse de personas consumidores de pasta base que no tienen más que el día y la noche para dormir en la calle y sobrevivir de lo que salga? ¿Porqué no ocuparse por igual de gente adicta a la cocaína pero con empleo, casa, ingresos altos, familia y una inserción social funcional? Bueno, la pregunta desde una sensibilidad de izquierda se responde sola. Lo curioso es que una funcionaria de un gobierno de derecha tenga que decirlo a una ex funcionaria social de un gobierno de izquierda. En temas sociales la izquierda académica ha sido tomada por un tipo de pensamiento incomprensible para la mayoría de la población (incluídos quienes votamos a la izquierda). Por eso perdimos la elección, por el pésimo diagnóstico de las problemáticas de exclusión, marginalidad y delito. Por esa idea que esta en el aire de que hay que aceptar que esto pase y centrarse en incluir por la vía de normalizar el problema.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*Es obligatorio poner nombre y apellido