Mauricio Zina/ adhocFOTOS

«Que no nos pongamos contentos porque bajen los delitos me hace dudar de la madurez del sistema político», dice Santiago González, director de Convivencia del Ministerio del Interior

Foto: Mauricio Zina/ adhocFOTOS

La seguridad pública generó en los últimos días nuevas fricciones entre el oficialismo y el Frente Amplio.

El martes de la semana pasada el Ministerio del Interior divulgó las cifras de denuncias de delitos de todo el año 2021.

El informe muestra que, salvo en violencia doméstica, hubo un descenso en todos los delitos con respecto a 2020 y también en la comparación con 2019, el último año de la administración frenteamplista.

El propio presidente, Luis Lacalle Pou, posteó el reporte en su cuenta de Twitter con el hashtag “Se Puede”.

Desde la oposición nuevamente hubo cuestionamientos a la fiabilidad de los números. Ya conversamos el miércoles de la semana pasada con el sociólogo Rafael Paternain, ex director del Observatorio sobre Violencia y Criminalidad del Ministerio del interior, y ex senador del Frente Amplio.

Lo profundizamos hoy En Perspectiva en la visión del gobierno con Santiago González, director de Convivencia y Seguridad Ciudadana del Ministerio del Interior.

En Perspectiva

Periodismo con vocación de servicio público. Conducen Emiliano Cotelo y Romina Andrioli. Con Gabriela Pintos, Rosario Castellanos y Gastón González Napoli. Producción: Rodrigo Abelenda y Agustina Rovetta. De lunes a viernes de 7 a 12 en Radiomundo 1170.

Notas Relacionadas

1 Comentario

  • Debo repetirme.

    Desde el referéndum promovido por Larrañaga hasta su toda su gestión en el ministerio, tuvo como estandarte, la condena feroz a la gestión de la izquierda.
    Nada ilegítimo en ello, el problema es que para instalar el cambio, la única idea que aplicó fue restaurar la vieja policía y, de innovación, nada, pero nada de nada y el progreso es eso innovar.

    El viceministro actual pasó años cuestionando las cifras de la administración Bonomi desde FUNDAPRO, dice ahora, curiosamente, que no cambió ni a las personas ni el método, entonces ¿por qué creerle a él?

    En la accidentada entrevista, el director de convivencia nombró repetidamente al FA, la oposición y denostándola.

    Convivencia ¿convivencia?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*Es obligatorio poner nombre y apellido