Foto: En Perspectiva

Rodrigo Goñi (PN): «Con la ley de cuidados paliativos se va a achicar la demanda por la eutanasia»

Foto: En Perspectiva

Luego de más de un año de discusión, esta semana la Cámara de Diputados dio media sanción al proyecto de ley de Cuidados Paliativos.

El texto fue acompañado en general por todos los partidos. Sin embargo, el Frente Amplio rechazó un artículo agregado por el oficialismo que establece que se deben ofrecer cuidados paliativos “a toda persona que lo necesite, también a quienes pidan adelantar la muerte”.

La coalición de izquierda entiende que ese artículo se contrapone con un proyecto de ley presentado por el diputado colorado Ope Pasquet, para legalizar la eutanasia, una iniciativa que viene muy discutida y que será debatida el año que viene.

Ya entrevistamos por este tema a la diputada frenteamplista Cristina Lustemberg. Hoy vamos a conocer la postura del Partido Nacional.

Hoy En Perspectiva conversamos con el diputado Rodrigo Goñi, del Espacio 40, integrante del sector Todos.

¿Querés sumarte como Socio 3.0 de En Perspectiva pero tenés dudas sobre cómo hacerlo?

Anotate este celular: 091-825-252.

Llamanos o escribinos, así nos comunicamos directamente contigo.

Más información en este mensaje de Emiliano Cotelo: enperspectiva.net/socios

Destaques de la entrevista

  • Acá hay miles de uruguayos que están sufriendo una enfermedad grave y compleja que no acceden al alivio y a la atención médica que hoy está disponible para dejar de padecer el sufrimiento 
  • Más de la mitad de los pacientes en Uruguay en su peor momento no acceden a los medicamentos para calmar su dolor en el último momento. 
  • Negar el derecho a la muerte es perder todas las referencias éticas fundamentales 
  • El FA le quiere quitar el derecho a morir con dignidad 
  • Esto achica la demanda que va a haber por la eutanasia 
  • Tenemos que reclamarle a las instituciones públicas y privadas que esto tiene que ser para todas las personas al final de su vida. 
  • Son incompatibles la eutanasia con los cuidados paliativos. 
  • La eutanasia podrá venir, naturalmente si se aprueba la ley, por otros procedimientos, por eso nuestra indignación cuando el FA quiso corromper una profesión tan noble como los cuidados paliativos.
  • No existe un dolor insoportable hoy,  que no pueda hacerse soportable por la ciencia médica
  • El FA no tiene claro qué tipo de eutanasia va a proponer
  • Quieren poner la eutanasia por encima de los cuidados paliativos
  • La concepción de libertad responsable tiene en cuenta al otro, por eso decimos que, cuando hablamos de libertad, tenemos que ver siempre cuales son los efectos de mis actos sobre los otros. Acá se produce una desprotección de los más vulnerables porque se genera una coacción en todos aquellos que se encuentran en su situación plausible de pedir eutanasia
  • Lo que hace la ley de eutanasia es decirle a alguien que está en cama ¿por qué no te mueres? y la gran cuestión es decirle eso o cuidarlo hasta el final
  • Los efectos de la legislación que aprueba la eutanasia y suicidio asistido, limita la libertad de todos aquellos que están en esa situación de vulnerabilidad es una coacción  que imita de forma interna y externa. Además desplaza a los cuidados paliativos.
  • El deber de no matar es un principio de hace 2500 años.
  • Cuando autorizas al médico a dar muerte anticipada, se genera una desprotección para el paciente y falta de credibilidad. A los médicos se le daña la profesión, empiezan a ser verdugos y no alguien que cura y cuida.
  • Acá hay muchos cangrejos debajo de las piedras.
  • Es un cambio radical y subversivo desde el punto de vista ético porque se ofrece la muerte y le estás diciendo que no lo vas a cuidar más
  • La sociedad uruguaya siempre fue solidaria y humana si nosotros no permitimos que la gente acceda a ese alivio en los peores y últimos momentos  de su  vida, no podemos pensar en ofrecer la eutanasia o el suicidio asistido que, además de arrasar con la políticas de prevención de suicidio, lo que estamos haciendo es no atender su deseo de muerte y empujarlo a la misma.

Enlaces relacionados
Proyecto de ley de cuidados paliativos aprobado en Diputados

Cristina Lustemberg (FA): «No podemos abordar la ley de eutanasia sin discutir la situación de niños, adolescentes y personas con afectación de la salud mental»

En Perspectiva

Periodismo con vocación de servicio público. Conducen Emiliano Cotelo y Romina Andrioli. Con Gabriela Pintos, Rosario Castellanos y Gastón González Napoli. Producción: Rodrigo Abelenda y Agustina Rovetta. De lunes a viernes de 7 a 12 en Radiomundo 1170.

Notas Relacionadas

2 Comentarios

  • Estimados, quisiera realizar algunas apreciaciones

    Como se ha dicho, la ley de Cuidados Paliativos tiene media sanción. Y la misma no impide que se presente la iniciativa de despenalizar la eutanasia ya que con seguridad aprobada la primera, se lanzarán a consagrar los llamados  «nuevos derechos» .

    La legalización de la eutanasia ( y su variante el suicidio médicamenteasistido) a pedido del paciente, se exige porque la elección delmomento y modo de morir pertenecerían a la autonomía individual. Y puede ser cierto, ya que toda persona, a no ser que esté incapacitada físicamente puede quitarse la vida. De hecho, no se entendería el motivo por el cual el Estado ve en el suicidio un drama a evitar.

    El quitarse la vida o que te la quite otro pasaría a considerarse un derecho. Parece absurdo pero es cierto. Olvídense de las campañas contra el suicidio.
    En ese escenario, e lEstado se enfrentaría a una disyuntiva, o protege la vida humana o protege el ejercicio de la autonomía del individuo sobre su propia vida.

    El debate se centra entre un Estado que respeta y asegura el cumplimientodel deseo de morir de una persona sufriente, o un Estado que vela por los más frágiles. Ya que «eutanasiarían» a los más enfermos, y más desvalidos. La eutanasia no es sólo una cuestión de ética individual y colectiva; es también un asunto de justicia social .

    La profesión médica

    Laposibilidad de que el médico llegue a cometer un homicidio como un acto médico transforma totalmente la relación médico paciente,involucrando a toda la profesión.  El acto médico está dirigido a la curación y el cuidado de los pacientes, (no a cumplir sus deseos) y no contempla actos que causen directamente la muerte.Introducirla eutanasia como posible respuesta a situaciones clínicamente complejas y de mal pronóstico se convierte en un mensaje social ycultural, «si te vas a morir igual, lo mejor es evitarte los sufrimientos» pueden pensar algunos.

    El médico ejerce su profesión con compasión,  no es lástima, es “padecer-con” y esto es el almamisma de la medicina.La vulnerabilidad,el dolor, la enfermedad y la agonía son una difícill
    prueba para todos.

    Algunos integrantes del equipo de salud pueden tomar el atajo de eliminar supuestas “vidas inútiles”, bajo el supuesto de respetar la voluntad del paciente.Históricamente el Juramento Hipocrático constituyó un avance extraordinario, no sólo para la Medicina sino para toda la humanidad, al separar, por primera vez, para el médico, la capacidad de sanar de la capacidad de matar; atributos que, en otras sociedades, recaían en una misma persona.

    La consecuencia preocupante de la despenalización de la eutanasia no es sólo que se acepte eliminar vidas inútiles, con su consentimiento. En el contexto de las sociedades envejecidas, como la nuestra y en las que los ancianos no tienen un valor social reconocido yrespetado, causa alarma a donde se puedederivar la aplicación de la eutanasia. Lo que comienza consituaciones muy puntuales se transforma en un derecho subjetivo. ¿Quién puede medir el sufrimiento de una persona? Es lo que se conoce como“pendiente resbaladiza” de terminar con la eutanasia a demanda, como en algunos paises, que aceptan como causales el llamado «cansancio vital» independientemente de la edad y patologías subyacentes.

    Les puedo decir que tengo la sensación de un deja vu con la práctica del aborto provocado, médicos involucrados en eliminar vidas humanas no reconocidas como tales por sus padres, en especial por su madre.

    Saludos muy codiales

    Marie González
    médica

  • El legislador invoca, además de al Frente Amplio muchas veces, a la «libertad responsable».

    Otra vez la mentada libertad adjetivada, de nuevo ella encuentra frontera ¿dónde?, en la concepción, sin ninguna duda, tutelar, ¿de quién?de la religión.
    ¿Cuál religión? la de Él y su Partido Político; no mi religión, tampoco mi partido (en el caso de que ambos tuviera).

    Entonces se infiere que para éste señor y su grey, la parte responsable de la libertad obedece a que acepte a renunciar a mi libre albedrío con motivo de satisfacer su conciencia mística.

    Obvio que estoy filosoficamente contrapuesto a tal recorte de la libertad, esa libertad sumisa a la suprema Entelequia ausente que, por política pretende imponer al resto de nosotros.

    De hecho, la responsabilidad libertaria con poder de elegir que pregona acaba en las tiendas del mercado y del diezmo; ya no desde la razón sino desde antes, desde el instinto y la intuición, no puedo estar más visceralmente en contra.

    Confrontar cuidados paliativos con eutanasia es una repugnante falacia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*Es obligatorio poner nombre y apellido