«Son escalofriantes las cifras»: La seguidilla de homicidios y crímenes violentos en abril y mayo

Foto: Javier Calvelo / adhocFOTOS

Producción: Gastón González Napoli y Florencia Nobelasco

En la puerta de su casa, ayer fue asesinado un hombre en Casavalle. Tenía 57 años.

Según informó Subrayado, dos personas llegaron hasta allí, discutieron con él, y finalmente le dispararon varias veces en el abdomen.

Este crimen se suma a una seguidilla de hechos violentos en las últimas semanas en nuestro país, con un foco particular en Montevideo pero con situaciones similares en ciudades como Salto, Canelones y Maldonado.

Al finalizar el primer trimestre del año, el Ministerio del Interior presentó los datos correspondientes a ese período y el titular de la cartera, Luis Alberto Heber, admitió el aumento de homicidios e indicó que sería “motivo de análisis profundo para combatirlos”.

En el período enero marzo, la cantidad de asesinatos fue 33,3% más alta que en el mismo período del año pasado. Montevideo, Canelones y Rivera fueron los departamentos donde más aumentaron. Aunque no hay números oficiales de abril y mayo, al día de hoy se puede decir que las cifras de homicidios (de lo que va de 2022) ya superaron las muertes que ocurrieron durante el primer semestre de 2021.

Solo en lo que va de mayo ya ocurrieron más de una decena de asesinatos; un promedio de más de una muerte por día.

Estas muertes violentas de este mes se suman a una serie de hechos de violencia impactantes que tuvieron lugar en abril.

Algunos crímenes se descolgaron de lo habitual y conmovieron la atención de la opinión pública.

Doble homicidio Colonia Nicolich

El viernes pasado, 6 de mayo, una pareja salió caminando de su casa junto a sus tres hijos para llevarlos a la escuela. Era mediodía. Cuando aún estaban en el portón frente a su hogar dos vehículos se acercaron y les dispararon. 

El hombre de 27 años fue el primero en ser ejecutado. Cuando la mujer buscaba refugiarse con sus hijos, uno de los delincuentes se bajó del auto y la mató. 

Los niños de 10, seis y tres años, no resultaron heridos. Corrieron a pedir ayuda a la casa de un vecino. Se encontraban en estado de shock, según relató la Policía.

Esto ocurrió en Colonia Nicolich, en Canelones.

Ninguno de los dos asesinados tenía antecedentes penales, aunque El País consignó que los investigadores de la Policía no descartan que las víctimas pudieran haber estado involucradas en tráfico de estupefacientes en la zona.

17 de Junio

La semana pasada, Gastón González, del equipo de En Perspectiva, realizó un informe sobre ollas populares para el cual visitó el barrio 17 de Junio, un asentamiento de calles angostas de tierra y casas de material desnudo, ubicado al noreste de Montevideo, entre Piedras Blancas y Punta de Rieles.

Allí, en una olla popular y merendero, su líder, Joselin, le contó a Gastón cómo están recibiendo cada vez más familias para comer, y que los insumos no les alcanzan. Entre lágrimas, Joselin se preguntaba cómo podía decirle a una madre que venía a pedir un plato de comida que no le quedaba nada para ofrecerle.

Al terminar la visita, ya con el sol bajo, Joselin comentó: “Ojo que el barrio es jodido de noche”.

Pocos días más tarde, a la noche de este domingo 8 de mayo, un hombre fue encontrado con varias heridas de bala a la entrada del 17 de Junio.

Pero Joselin parece ya curada de espanto en ese sentido. Cuando la llamamos para consultarla después de conocida la noticia, solamente nos dijo: “Un muchacho que lamentablemente andaba robando en el barrio, y bueno… qué le vamos a hacer”.

Jornada violenta

El lunes 3 de mayo se vivió una jornada particularmente violenta: cuatro personas fueron asesinadas en Uruguay.

Uno de esos homicidios ocurrió en Sayago: la Policía encontró un cuerpo en una cuneta en la esquina de las calles Claudo Ptolomeo y Francisco Miranda. Tenía 33 años y una herida de bala en el pecho.

Otro cuerpo apareció en la zona rural de Progreso. 30 años, un balazo en la cabeza, semi calcinado. “Lo mataron y lo prendieron fuego”, dijo una fuente policial a Montevideo Portal.

Por la madrugada, en el Cerro, había sido muerto en la calle un hombre de 58 años que andaba en bicicleta por la calle Grecia. Forcejeó con otro hombre y recibió un balazo.

Y en la tarde, en San Carlos, Maldonado, la Policía halló a otro hombre con varias heridas de arma de fuego, tirado en plena calle, en la esquina de José Lustemberg y Atanasio Lapido. Tenía 20 años.

Otras muertes

El resto de los homicidios en los últimos días incluyen una balacera contra una cantina en Toledo Chico, que dejó un muerto de 52 años, en la noche del domingo pasado. También quedó herido un joven de 29 años, quien hasta ayer de noche seguía internado, de acuerdo con Subrayado.

Algo similar ocurrió en la noche del sábado al domingo, en una finca de campo en la zona de La Capuera, en Maldonado. Un hombre de 55 años fue muerto, y otro de 47 quedó gravemente herido. Según informa Maldonado Noticias, se especula con que la responsabilidad del hecho sea de un grupo de personas que huyeron por el fondo de la finca.

Además, el sábado 2 de mayo se había encontrado el cuerpo de una joven en Arroyo San Antonio, en el departamento de Salto. Su nombre era Tamara Borges, y su muerte supuso el décimo femicidio en 2022.

Los crímenes de abril

Todo esto ocurre luego de tres episodios muy distintos entre sí, pero impactantes cada uno a su modo.

El jueves 21 de abril apareció flotando en aguas del Río de la Plata, a la altura de Barrio Sur, un torso mutilado. A la semana siguiente, pescadores en la zona de Punta Carretas encontraron una cabeza. Luego aparecieron los brazos y una pierna. 

Desde Fiscalía confirmaron que el hecho estaba vinculado al narcotráfico. 

Dos días después, en la noche del sábado 23 de abril, al menos diez personas lincharon y mataron a un hombre al que acusaban de haber robado en el barrio Lezica. 

El asesinado había ingresado al jardín de una vivienda y se escondió detrás de un auto estacionado en el lugar. Hasta allí llegaron al menos diez personas que lo acusaron de haber robado y querían matarlo. Los dueños de la residencia llamaron a la Policía pero los agresores ingresaron al predio, lo apuñalaron y después le dispararon.

Al llegar las autoridades, lo trasladaron a un centro de salud donde murió.

La semana pasada dos hombres fueron imputados como autor y coautor de un delito de violación domiciliaria. Ninguno contaba con antecedentes penales hasta su participación en el linchamiento y ejecución en grupo.

El ministro del Interior, Luis Alberto Heber dijo que “hay elementos como para no quedarnos solamente con el titular”. “Me parece importante que lo sepan, porque no es simplemente la reacción de cinco, seis personas que mataron a una persona que venía delinquiendo, hay más elementos arriba de la mesa”, enfatizó.

Y el martes 26 de abril, en el Centro de Montevideo, se dio tal vez el caso más brutal de todos: un hombre mató a sus dos hijos, un niño de nueve y una niña de ocho años. Luego, trató de suicidarse.

Repercusiones políticas

Por supuesto, esta seguidilla de homicidios no ha pasado desapercibida a nivel político. Ayer, los senadores del MPP presentaron un pedido de acceso a la información pública, por considerar que el ministro Luis Alberto Heber no responde las solicitudes por vía parlamentaria.

De los 15 pedidos de informes, dicen los legisladores de este sector del Frente Amplio, solo se respondieron tres, y en once venció el plazo legal sin novedades.

Entre lo que reclaman conocer, mencionan las cifras de homicidios, por considerar que el ministro Heber “omitió” presentar algunos datos en su última conferencia de prensa.

En Perspectiva se comunicó ayer con Charles Carrera, uno de los senadores del MPP, quien decía lo siguiente al respecto.

Son escalofriantes las cifras. Al día de hoy, van, lamentablemente, 14 homicidios (en el mes de mayo). Si sigue esta tendencia, se van a superar ampliamente los números tanto del 2019, 2020 y 2021. Eso es crítico, porque hay una situación de violencia y no vemos políticas públicas para atender esta situación.

Desde el gobierno, el director de Convivencia del Ministerio del Interior, Santiago González, dio declaraciones al respecto a Telenoche y Telemundo.

Si durante estos días tenemos malos días en cuanto a homicidios, trabajaremos para cambiarlo. No podemos andar ocultando que han sucedido ni decir esto no es nuestro. No, esto es nuestro, es parte de nuestro trabajo cambiarlo y enfrentar la realidad. El sol no se debe ni se puede tapar, entonces nos hacemos cargo de lo que sucede, para bien o para mal.

González fue consultado también sobre las demoras en aclarar este tipo de homicidios: “A la Policía hay que darle tiempo, a veces tiene que trabajar en silencio, pero las acciones y descubrir quién es la personas llega”, sostuvo el jerarca.

En Perspectiva

Periodismo con vocación de servicio público. Conducen Emiliano Cotelo y Romina Andrioli. Con Gabriela Pintos, Rosario Castellanos y Gastón González Napoli. Producción: Rodrigo Abelenda y Agustina Rovetta. De lunes a viernes de 7 a 12 en Radiomundo 1170.

Notas Relacionadas

2 Comentarios

  • Esto es demasiado, el ministro está tranquilo, hace declaraciones sinsentido.
    La mayoría de los hombres asesinados, tienen antecedentes penales y según M del Interior son ajustes de cuentas. Mientras manejan esta hipótesis , matan gente y no se sabe quien fue, inteligencia investiga estos casos?
    Mi hipótesis, no son luchas entre narcos, existe algún grupo , tras las sombras, quitando del medio » malvivientes», tomando la Justicia por mano propia.?

  • Es que los charruas de Salsipuedes eran una tribu que no progresó por sí sola.
    Pero hay un plan.

    ¿Cómo se mejora el tema de la seguridad? No sé

    Sé como no se mejora,
    con discursos,
    con reintegro de policías mayores de 60,
    con guardia montada,
    con restaurar la vieja policía obsoleta y viciada,
    con arengas electorales desatinadas, con caída del salario policial…

    Acaso pensar en innovar y diseñar estrategias de inteligencia y desarrollo tecnológico no estaría por mal camino; eso sí, la ley penaliza luego de los hechos están consumados y no los previene en absoluto, no lo hace, tampoco sería errado asumir la sinceridad responsable.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*Es obligatorio poner nombre y apellido