Foto: Cuenta de twitter oficial de Alberto Fernández

Argentina: ¿Cuáles fueron las primeras reacciones del mercado a la mala performance del oficialismo en las PASO?

Foto: Cuenta oficial de twitter de Alberto Fernández

Mala performance del oficialismo en las primarias legislativas de argentina: ¿Cuáles fueron las primeras reacciones del mercado y qué se puede esperar en materia económica para los próximos meses?

EMILIANO COTELO (EC): Como ustedes saben, el domingo se llevaron a cabo en Argentina las PASO (elecciones primarias, abiertas, simultáneas y obligatorias), instancia que define los candidatos para las elecciones legislativas de medio término que tendrán lugar el próximo 14 de noviembre.

Si bien los resultados del domingo no tienen consecuencias inmediatas en la composición de fuerzas en el Congreso, dieron una clara noción respecto a la intención de voto para cada espacio político en noviembre y pautaron una muy mala performance del oficialismo frente a la alianza opositora “Juntos por el cambio.

¿Cuáles fueron las principales reacciones a nivel financiero? ¿Qué cambios cabe esperar en materia de política económica de cara a los próximos meses? ¿Se modifica el panorama para Argentina? Lo conversamos en los próximos minutos con la economista Florencia Carriquiry, socia de Exante.

ROMINA ANDRIOLI (RA): Ayer estuvimos analizando con nuestro corresponsal en Argentina los principales números de las PASO del domingo, pero ¿podemos recordar brevemente qué es lo que estaba en juego en estos comicios?

FLORENCIA CARRIQUIRY (FC): Sí. Básicamente las PASO definen los candidatos de cada alianza política para las elecciones legislativas de medio término que se van a realizar el 14 de noviembre.

Como decía Emiliano, los resultados de ayer no tienen implicancias inmediatas, pero sí se leen como una muy buena referencia de cuál es la intención de voto de cada espacio para esos comicios y a su vez constituyen una especie de sondeo a nivel nacional sobre la evaluación de la gestión del gobierno.

Dicho eso, los resultados del domingo fueron interpretados por los analistas argentinos como un duro golpe para el oficialismo, porque el Frente de Todos tuvo una adhesión bastante menor a la que sumaron los candidatos opositores de Juntos por el Cambio y eso en general sorprendió a los analistas porque no se esperaba una derrota tan contundente.

RA: Está claro. Ahora, ¿cómo fueron las primeras reacciones de la plaza financiera argentina ante esta sorpresiva derrota del oficialismo?

FC: Después de operar con una volatilidad alta la semana pasada, las variables financieras se movieron positivamente en la jornada de ayer: subió el precio de las acciones y de los bonos argentinos y hubo una menor presión sobre el dólar. En concreto, el “riesgo país” cayó alrededor de 50 puntos y el índice Merval subió aproximadamente un 6%. En el plano cambiario las variaciones fueron más modestas: la referencia “blue” por ejemplo cayó algo menos de 2%, desde AR$ 185 el viernes hasta AR$ 181 al cierre de ayer (lo que igual supone una brecha del orden de casi 75% contra el dólar oficial).

Son movimientos pequeños si uno tiene en mente los que hubo tras las PASO de 2019, cuando los resultados dejaron Alberto Fernández muy cerca de la presidencia y desataron una extraordinaria crisis de confianza en Argentina, pero aun así no dejan de ser variaciones positivas que pueden dar cierto aire al gobierno en estas próximas semanas.

RA: ¿Y qué tanto pesan los temas económicos en el resultado del domingo? Está claro que tiene que haber incidido la caída en la aprobación de Alberto Fernández o el descontento por lo lento que viene la vacunación, pero me imagino que eso también tiene que jugar un rol importante. ¿Cómo lo analizan ustedes?

FC: Sin dudas esos factores que mencionás tienen que haber pesado y mucho, pero también es notorio (como marcan los analistas argentinos) que hay un gran descontento en torno a la situación económica del país.

Ya repasamos con ustedes otras veces en este espacio que la actividad económica en Argentina se ha ido recuperando después del shock fuerte que supuso el COVID, pero lo cierto es que todavía se mantiene muy resentida. Las proyecciones para los próximos meses contemplan cierto crecimiento, pero aun así el PIB de Argentina recién volvería a sus niveles pre-COVID a fines de 2022 (que de por sí eran niveles pobres porque el país ya venía en recesión antes de la pandemia). A eso se suma que la inflación se mantiene realmente muy alta (por arriba de 50% anual), que consistentemente están cayendo mucho los ingresos de los hogares medidos en términos reales y que por ejemplo todas las restricciones que hay para operar en el mercado de cambios no hacen más que agravar el clima de expectativas a nivel doméstico. De ahí la noción de que este panorama económico tan complejo seguramente tiene que haber sido un factor determinante en los resultados que vimos el domingo.

RA: El propio presidente Fernández lo reconoció en su discurso del domingo, ¿no es así? Dijo algo no habremos hecho bien y que había interpretado el mensaje de las urnas y que iba a tratar de corregirlo. ¿Qué tipo de medidas económicas podría tomar el gobierno para revertir los resultados de aquí a noviembre?

FC: Con los números del domingo parece difícil que puedan revertirse los resultados en las legislativas de noviembre. Por el momento no hubo anuncios concretos, pero lo razonable sería esperar medidas de corte expansivo por parte del gobierno, como forma de captar una mejor votación en los segmentos de la población de menores ingresos. Se habla de que en los próximos dos meses pueda haber un aumento en los planes asistenciales, subas del salario mínimo y de las remuneraciones del sector público o bonos para los jubilados.

Eso en el corto plazo podrá dar algo de impulso a la actividad económica, pero tendrá un efecto negativo sobre la dinámica de las cuentas públicas, que siguen en una situación realmente muy delicada en Argentina (el déficit del gobierno nacional era de más de 4% del PIB en los doce meses a julio). Un deterioro adicional es peligroso, porque el país no tiene acceso a financiamiento externo, porque se enfrenta a vencimientos de deuda muy abultados y porque el gobierno todavía está en negociaciones con el FMI.

También se está especulando con que el sector más vinculado a la expresidenta Cristina Fernández pueda terminar teniendo una mayor intervención en el gobierno e incluso se empiezan a nombrar posibles cambios en el gabinete de ministros. Por ese lado podrían venir novedades, pero reitero que por ahora no hubo ningún anuncio oficial.

RA:  ¿Cómo cambian entonces las perspectivas para Argentina a raíz de los resultados? Antes decías que hay un poco más de calma a nivel financiero pero por otro lado marcabas que podría agravarse el frente fiscal.

FC: Es temprano para saberlo. Desde el punto de vista de los mercados financieros efectivamente parece haber un clima algo más benévolo al menos en estos primeros días, posiblemente porque se entiende que el escenario actual es un poco más claro del que teníamos hasta el domingo. Hablo por ejemplo del caso de la Provincia de Buenos Aires, donde la pulseada interna era muy grande y ahora ya quedan zanjadas algunas discusiones dentro de la oposición. Igual hay que tener cautela, porque sigue habiendo mucha incertidumbre respecto al rumbo que tomará la política económica después de las elecciones de noviembre.

RA: ¿A qué te estás refiriendo con eso?

Me refiero a que más allá del resultado del domingo y del “buen humorde los mercados, hay varios elementos que pueden dificultar la gobernabilidad para lo que queda de este período de gobierno,  y porque sigue habiendo muchas dudas sobre cómo será el escenario político el año que viene: el gobierno se va a estar enfrentando a un Congreso opositor y los analistas políticos señalan que “Juntos por el Cambio va a adoptar un perfil más desafiante y que empeorar la relación con los gobernadores provinciales.

Previo a las PASO las perspectivas de crecimiento económico para Argentina ya eran de por sí poco auspiciosas (contemplaban un aumento del PBI de solo 2,5% en el promedio de 2022). Con esa visión, con todas las fragilidades que sigue teniendo la economía y en medio de estas incertidumbres que marcaba recién, no hay dudas que lo político va a ser un elemento central a atender en estos próximos meses y que puede abrir distintos escenarios hacia adelante.

En Perspectiva

Periodismo con vocación de servicio público. Conducen Emiliano Cotelo y Romina Andrioli. Con Gabriela Pintos, Rosario Castellanos y Gastón González Napoli. Producción: Rodrigo Abelenda y Agustina Rovetta. De lunes a viernes de 7 a 12 en Radiomundo 1170.

Notas Relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*Es obligatorio poner nombre y apellido