Calabria dijo que renunció al Ministerio del Interior para no “exponer” al gobierno y a su familia

Foto: Mauricio Zina/ adhocFOTOS

El ex director de secretaría del Ministerio del Interior, Luis Calabria, declaró ayer que renunció a su cargo la semana pasada para no “exponer” al gobierno. 

Calabria dejó su puesto luego de reconocer que había realizado una consulta oftalmológica en el Hospital Policial el 1° de julio de este año.  Su dimisión se dio mientras el oficialismo impulsa la creación de una comisión investigadora parlamentaria sobre el hoy senador frenteamplista Charles Carrera por haber autorizado, de forma presuntamente irregular, el uso de servicios del Hospital Policial a civiles, mientras fue director de secretaría de la cartera. 

Calabria, hablando con el diario El Observador sobre los motivos de su renuncia, dijo:  “El hecho es si las autoridades del Ministerio tenemos derecho o no a utilizar el Hospital Policial. Aun si fuera normativamente posible, la opinión política que tiene el gobierno es que está mal, El presidente lo dijo (hace dos lunes) en Rocha: ‘espero que no’. Por tanto”, siguió diciendo Calabria, “el único paso congruente fue el que di. Y no me permití exponer al gobierno a vivir una contradicción”.

Calabria agregó que se molestó cuando el informativo de TV Ciudad informó que su familia, el Ministro del Interior Luis Alberto Heber, y su asesor Andrés Capretti, “recibieron asistencia en el Hospital Policial cuando tuvieron covid” y, además recibieron “seguimiento y control”. El ex jerarca dijo que “no admite que se exponga a su familia”. 

“La forma de la presentación de la noticia por el medio oficial de la Intendencia de Montevideo me marcó que iba a venir un uso político del hecho -que dentro de todo está dentro de la lógica-, pero lo que me indignó fue que se evidenciaba que no habría escrúpulos. Porque metieron familia. Se vio que no iba a haber límites; bueno, el límite lo puse yo. Me salí de la cancha, no estaba dispuesto de exponer ni a mi familia, ni al gobierno ni a mí mismo al veredicto de nadie. No estaba dispuesto a validarles su mezquindad. La sola posibilidad de que eso pasara reafirmó una decisión ya resuelta”.

Calabria opinó también que “no se puede rebajar a la política a la caricatura de la reyerta, ni dejar que a la política la secuestren los berretas que dictan veredictos basados en la ruindad”. Más adelante añadió: “Estoy preocupado por la política; no quiero que sea un escenario para la villanía ni para que se la bastardee deformando su sentido y haciéndola un emporio de bajezas”.

 

La Tertulia de los Miércoles con Juan Pedro Mir, Patricia González, Gloria Robaina y Alberto Volonté.

Continúa en:
Fiscal Romano propuso que los clásicos se jueguen sin hinchada visitante
La película «Argentina, 1985», el alegato del fiscal Strassera en el juicio contra las juntas militares… Y otros telegramas

Candela Stewart

Notas Relacionadas

6 Comentarios

  • Cuando Mir habló de que en la época de nuestros padres esas cuestiones se resolvían a tiros, yo no pensé en las guerras civiles de 1904, ni en el conato de revuelta de 1935, ni siquiera en las acciones de los tupamaros en los años 70; eso era algo distinto. Yo recordé la época de los retos a duelo, que era una práctica habilitada por ley que se derogó hace 30 años. Como debe haber muchos que no la conozcan o no la recuerden, lo haré a continuación. Cuando una persona entendía que había sido afectada en su honor por expresiones públicas de otra, podía retarlo a duelo. Designaba a dos representantes (que se llamaban «padrinos») , quienes le hacían el planteo al desafiado. Éste podía declinar el lance, por convicciones personales; pero si lo aceptaba, debía designar a dos «padrinos» suyos, quienes se reunían luego con los del desafiante, y entre los cuatro dictaminaban si había lugar al lance. En caso afirmativo, determinaban el lugar y la fecha, y las armas que se usarían (pistola o sable). Recuerdo que, antes del golpe de estado, eran frecuente que se plantearan estos lances, pedidos por personas públicas ante declaraciones de otros en la prensa o en ámbitos parlamentarios, por ejemplo. Muchos de ellos no se realizaban, porque el desafiado declinaba el lance o porque los padrinos no hacían lugar al mismo, pero varios de ellos se llevaron a término; incluso entre figuras de un mismo partido. Así, recuerdo casos como entre Luis Batlle y el Gral. Ribas, Jorge Batlle y Manuel Flores Mora, Enrique Erro y el Gral. Aguerrondo, o el famoso entre Batlle y Ordóñez y Washington Beltrán, que terminó con la muerte de éste (y creo que fue el último que terminó con fallecimiento). A la vuelta de la democracia esa práctica quedó en desuso y fue derogada por ley de 1992.

  • ¿Fué Preve quién volteó a Calabria?
    TV ciudad es un canal que oficia de contrapunto a los canales privados y molesta al gobierno, es así, a Preve (echado del 10) y no solo a él, le sobran informantes y hay que andar con harto cuidado porque abunda carne podrida circulando, me consta.

    Una buena pregunta es:
    ¿al ministro, su vice y los directores de convivencia y policía, les servía o no Calabria?
    No, no lo sé, otra pregunta interesante podría ser:
    ¿si Preve tenía la data, el Presidente dormía la siesta?
    Tampoco lo sé, sé si que marcó la cancha con sus declaraciones y que otra opción presentable no tenía Calabria.
    El resultado de la renuncia repercute en la interna blanca, si con Larrañaga vivo el sector de Alianza estaba flojo y así se demostró en la elección, sin él y con cada vez menos de sus adherentes en cargos de gobierno, el PN se torna hegemonicamete herrerista en torno a la figura de L. Pou que no perdió la oportunidad de nombrar a Martinelli, de su riñón mas cercano.

    Ahora tengo tiempo para oír con atención las tertulias, la de hoy fue errática, no dejó insumos sustanciales; un panelista dijo después de un nada breve discurso paternalista que no quería ser paternalista ¿…? retornó otra panelista que tiene el vicio molesto de interrumpir o mejor dicho, de irrumpir.
    Los otros dos aguantaron de distintas formas y con respeto las embestidas, perdieron eso sí, un poco el hilo de sus líneas argumentales.

  • Volvió la panelista interrumpidora? Es asombrosa la capacidad de no dejar seguir los argumentos con sus «paréntesis»

  • La panelista q interrumpe, yo daría la abuela atrevida, la señora mayor, con voz de cenicienta.
    Valenti paro a está señora, interrumpe para cortar el hilo de la discusión , no va mas el jueves y ahora donde la pondrás Emiliano?
    Y Volente, otro abuelo, va como ciudadano sin responsabilidad pública a la tertulia.
    Y si es así w hacia reunido con los integrantes de la Coalición,la noche q se definía el plebiscito por la Luc.
    Y Emiliano dejo hablar e interrumpir a estos dos abuelos cuanto quisieron con disparates. Los recitales también son actos públicos, el Estado aplica impuestos, pero quienes los arman y ganan son privados. Y dejaron q Cenicienta y Abu Voló, dijeran lo contrario.
    Y Calabria renuncio pues el Presidente no dejo opción, para quitar poder al Wilsonismo, y q hizo el Abu volante, aplaudir la ética ejemplar de Calabria.

  • Muy gracioso!!!
    Nunca me habían dicho “voz de cenicienta”, xq lo dice?? Ja, ja, ja…
    Abuelita, a mucha honra y una de las mejores funciones de mi vida ❤️❤️❤️❤️❤️❤️(mis 6nietos)
    Atrevida, también, a mucha honra!! Si no lo hubiera sido, los estereotipos aplicados a mi sexo, no me hubieran permitido desarrollarme… 😉😉😉
    Intemrrumpidora, también!!! Como profesora de Filosofía, jamás dejo pasar los juicios de mis oponentes cuando los considero erróneos.
    Ahora, sería buena oír con más atención las tertulias, sí lo hace, verá qué hay algunos más intenrrumpidores… 😉😉😉
    Gracias Sra por sus comentarios, además de hacerme reír, también sirven para pensar🤯🤯😔😔
    Saludos afectuosos: Gloria.

  • La filosofía enseña a cuestionar las ideas, interrumpir a una persona que esta hablando es de mala educación. Para responder a «los juicios de tus oponentes cuando los considero erróneos» deberías escuchar toda su exposición y después contestar con tus argumentos.
    Escuchar es de sabios.
    No tenia claro que en las tertulias había oponentes, siempre la considere un lugar para aportar al pensamiento colectivo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*Es obligatorio poner nombre y apellido