Humberto De Vargas: Ministerio del Interior abre investigación por audios y videos de su detención filtrados en redes sociales

Foto: Javier Calvelo/ adhocFOTOS

El Ministerio del Interior abrió una investigación interna tras la aparición en redes sociales de videos con imágenes de la detención del conductor de televisión y actor de teatro Humberto de Vargas cuando manejaba alcoholizado la semana pasada.

El director de Convivencia y Seguridad Ciudadana, Santiago González, dijo, hablando con Telenoche, que se indaga quién hizo circular las grabaciones, que muestran en uno de ellos al comunicador en una seccional policial, y en el otro siendo trasladado en un patrullero.

El hecho será investigado por la fiscal de Flagrancia Angelita Romano, que adelantó que comenzará a trabajar en el caso mañana, 19 de julio.

 

La Tertulia de los Lunes con Martín Bueno, Miguel Brechner, Santiago Gutiérrez  y Eleonora Navatta.

 

Continúa en…
18 de Julio: ¿Cuál es la utilidad de la conmemoración de la jura de la primera Constitución?
A 28 años del atentado a la AMIA… Y otros telegramas

Candela Stewart

Notas Relacionadas

3 Comentarios

  • Sin dudas el problema son la cultura de la difamación y el escrache. Está muy instalada la idea de que hay causas «nobles» que justifican el escrache y cuando esa causa no nos parece suficientemente justa, entonces nos escandalizamos. Sin ir más lejos, hay un músico uruguayo que iba a hacer un concierto en el SODRE y lo cancelaron por unas denuncias en Twitter, es decir, por denuncias que no pasaron por la justicia y por lo tanto no sabemos si son falsas. Pero eso no molesta, porque es el precio a pagar para «voltear al patriarcado». Otra cosa es con don Humberto, que lo que se divulgó es sin dudas cierto, pero conducir ebrio no se percibe como un problema sistémico de la sociedad.

    Al final de cuentas, para reconquistar el derecho al honor y la privacidad lo que precisamos es que los juicios por difamación y las demandas por daño moral y lucro cesante se vuelvan comunes y los jueces sistemáticamente le reconozcan ese derecho a las víctimas de escraches. En un Uruguay garantista, Humberto va preso por resistencia al arresto, como cualquier hijo de vecino desde que existe la Luc. ¿No la querían para eso? Pero no lo muestran borracho haciendo bobadas en la comisaría. En un Uruguay garantista, si no se condena al Gucci por los delitos de los que se le acusó públicamente, quienes lo escracharon deberían pagar por el daño económico y el daño moral y recibir condena penal por difamación. Pero bueno, ¡es tan práctico escrachar por una causa justa! Si se pierde en la justicia no importa, porque de última el peor daño ya se lo hicieron. Y hay varias víctimas de esta «caza de brujos». Desde un profesor universitario hasta un político del PCU.

    Una cosa a considerar es que tal vez los policías, como fueron amenazados con los contactos que tenía el detenido con el poder, trataron de protegerse con la filmación. Calcularon mal, seguramente, pensando que el divulgarlas deslegitimaría cualquier versión del detenido. Pero en los hechos es probable que esta divulgación los condene, porque la causa de escrachar a un conductor ebrio hoy por hoy no paga.

  • No sé trata de un problema. Es una situación dilemática. Hay muchos valores en conflicto y personas involucradas con intereses contrapuestos. No es sólo un asunto que afecta al propio Humberto de Vargas y los agentes que lo detuvieron . Nos afecta a todos como sociedad. El derecho a la privacidad y el derecho a informarse entran en conflicto. Un conflicto que es más sencillo de dirimir del lado de los agentes que lo detuvieron. No es correcto que se hayan divulgado las imágenes. Por el lado de Humberto de Vargas parece configurarse un descato además de amenazas. El resto de la población tiene derecho a saber qué hacen o dejan de hacer ciertos referentes, sobre todo fuera de su esfera de intimidad personal o familiar. Ciertos comunicadores son formadores de opinión. Respecto del hecho especifico, tengamos presente que lo que se registra rn varios vídeos es un arresto policial en la vía pública y la anotación oficial de las actuaciones en un recinto policial. Ese aspecto , relacionado con el derecho a estar informado, no es un asunto menor y no parece razonable excluirlo del debate, como efectivamente ocurrió en la tertulia previa, no se si conscientemente.

  • Me parecio ,o los tertulianos se ocuparon mas del mensajero que del mensaje?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*Es obligatorio poner nombre y apellido