¿Qué deja la gira de Joe Biden por Medio Oriente?

Foto: AFP PHOTO / JORDANIAN ROYAL PALACE / YOUSEF ALLAN

El presidente de Estados Unidos Joe Biden cerró el sábado su primera gira por Medio Oriente con un discurso en el que prometió que su país seguirá plenamente comprometido con la región y no cederá su influencia a otras potencias.

«Permítanme decir claramente que Estados Unidos seguirá siendo un socio activo y comprometido con Medio Oriente. A medida que el mundo se vuelve más competitivo y los desafíos que enfrentamos se vuelven más complejos, cada vez es más claro cuán estrechamente entrelazados están los intereses de Estados Unidos con los éxitos de Medio Oriente. No nos alejaremos ni dejaremos un vacío para que lo llenen China, Rusia o Irán».

El último hito de la recorrida de Biden por Medio Oriente fue una cumbre, que tuvo lugar  el sábado en Yedá, Arabia Saudita. En ese encuentro participaron los seis gobernantes del Consejo de Cooperación del Golfo junto a los de Egipto, Jordania e Irak.

El viernes Biden se había reunido con el rey Salmán de Arabia Saudita y el príncipe heredero Mohamed bin Salmán, quien según las agencias de inteligencia estadounidenses aprobó la operación de 2018 para asesinar al periodista Jamal Khashoggi.

El presidente estadounidense dijo a los líderes árabes allí reunidos que «el futuro lo ganarán los países que liberen todo el potencial de sus poblaciones (…), donde los ciudadanos puedan cuestionar y criticar a los líderes sin temor a represalias».

Antes Biden visitó Palestina, donde prometió más de 315 millones de dólares en ayuda que se destinarán principalmente a la red de hospitales de Jerusalén Este ocupado y a la Agencia de la ONU para los Refugiados Palestinos (UNRWA), a la que Donald Trump (2017-2021) le había cortado la financiación. Biden reiteró frente a las autoridades palestinas e israelíes su compromiso con la solución de dos estados; pero no hizo ninguna propuesta concreta para reactivar las negociaciones porque el terreno no era «fértil».

Biden había iniciado su periplo el jueves con una visita oficial a Israel. Allí los dos países firmaron el jueves un nuevo pacto de seguridad que refuerza un frente común contra Irán. El presidente Joe Biden se comprometió a usar «todo» el poderío de su país para impedir que Teherán se haga con armas nucleares y reiteró que su gobierno considera que la diplomacia es el mejor camino.

Además Biden aprovechó para impulsar la integración entre el Estado judío y Arabia Saudita. El viernes Riad anunció la apertura de su espacio aéreo a aviones procedentes y con destino a Israel, que hasta ahora tenían que rodear el país, en otro signo de la creciente integración regional del Estado judío, que ya ha normalizado relaciones con Emiratos Árabes Unidos, Marruecos, Bahréin, Egipto y Jordania.

 

La Mesa de Análisis Internacional con Susana Mangana, Leo Harari y Gustavo Calvo.

 


Continúa en…
UE se moviliza para cortar dependencia energética de Rusia

Candela Stewart

Notas Relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*Es obligatorio poner nombre y apellido