Alejandro Sánchez (FA) sobre precio de combustibles: El gobierno se comprometió a no aumentar y «está yendo por el camino contrario»; si el problema es que el petróleo sube, se puede bajar impuestos

Según el último ajuste del precio de los combustibles, decretado por el Poder Ejecutivo el viernes 30 de julio, la nafta súper subió de $ 65,80 a $ 70,81 por litro (7,6%) mientras el del gasoil se incrementó de $ 45,7 a $ 50,70 (10,9%).

La noticia no dejó a nadie conforme en el espectro político y provocó cuestionamientos, desde la izquierda y desde la derecha, desde los sindicatos y también de varias gremiales empresariales.

El sábado pasado, en una asamblea abierta que reunió en Durazno a unas 120 personas, el movimiento Un Solo Uruguay resolvió llevar a cabo concentraciones en varios puntos del país para mostrar su rechazo y reclamar soluciones de fondo, como la desmonopolización de Ancap, y otras corto plazo, como la eliminación de la carga que tiene el gasoil para subsidiar el boleto en el área metropolitana.

Paralelamente, dentro del oficialismo la suba llevó a que se reflotaran iniciativas para liberar la importación de combustibles. De hecho, el senador nacionalista Sebastián Da Silva prepara un proyecto de ley en esa línea junto a su par colorado Germán Coutinho. La iniciativa será presentada el 15 de octubre cuando Ancap cumpla 90 años.

Aquí, En Perspectiva ya dedicamos espacio a esas dos reacciones, con las entrevistas correspondientes.

Hoy miramos hacia el Frente Amplio, donde, según se anunció, se analiza convocar al Parlamento al ministro de Industria, Energía y Minería. ¿Cómo es para la oposición frente a la nueva política de ajustes de los combustibles?

Hoy En Perspectiva conversamos con el Senador, del Movimiento de Participación Popular, Alejandro Sánchez, integrante de la Comisión de Industria, Energía y Minería de la Cámara Alta.

¿Querés sumarte como Socio 3.0 de En Perspectiva pero tenés dudas sobre cómo hacerlo?

Anotate este celular: 091-825-252.

Llamanos o escribinos, así nos comunicamos directamente contigo.

Más información en este mensaje de Emiliano Cotelo: enperspectiva.net/socios

 

Destaques de la entrevista

  • «La liberalización de los combustibles, sería un misil Tomahawk en la economía del país, va en contra de la estabilidad de la economía nacional».
  • «Los sobrecostos de los que hace referencia el poder ejecutivo con este “Factor X” existieron siempre, no hay sobrecostos nuevos, es más, algunos bajaron».
  • «El argumento de “transparentar” me parece terrible, porque en Uruguay siempre existieron estadísticas que demuestran cómo se conforman los precios y están publicados desde el 2004».
  • «Con esta decisión, se ha roto el dique de contención (que ofrece Ancap) de lo que es la fluctuación del precio del petróleo en el mundo y lo introduce en la economía uruguaya, generando una distorsión gigantesca».
  • «Hubo momentos que el petróleo variaba dependiendo de los tuit de Trump, entonces si el poder ejecutivo tomó la decisión de que Ancap no sea un dique de contención – y que cuando el precio suba no lo pase al precio de los combustibles- afecta». (1/2)
  • «Esto es relevante para quien quiere invertir, porque necesita saber si en 3 meses van a cambiar los precios, esto le resta estabilidad». (2/2)
  • «Estamos sufriendo incrementos incesantes y abusivos de combustibles del orden del 30%. Esto encarece la economía de cualquiera que vaya a consumir, lo pagamos en los almacenes, y le genera un enorme problema de competitividad al sector productivo nacional».
  • «La justificación es “la culpa es de los otros”… el gobierno se tiene que hacer cargo de sus decisiones». (1/2)
  • «En el 2019 las cuentas del estado uruguayo estaban claras y ahí se comprometieron públicamente a bajar los combustibles, entonces sabían -porque sino son unos irresponsables- cuál era la situación de la economía del país». (2/2)
  • «El problema no está en Ancap, la discusión de los combustibles caros en Uruguay es una discusión con el MEF, porque es quien define los precios con un conjunto de medidas macroeconómicas».
  • «El gobierno tiene un enorme problema, porque se comprometió a algo y está haciendo todo lo contrario y quiere salir hacia el futuro hablando de desmonopolización»
  • «El “Factor X” es un invento (son $3), la cuestión, el debate de fondo, es qué pasa con los $67 restantes».
  • «Liberalizar los combustibles implica poner en riesgo el abastecimiento de los combustibles a nivel nacional, además que ocasionaría pérdidas al estado uruguayo porque, como dice informe que el propio gobierno presentó, es rentable refinar combustibles en Uruguay».

En Perspectiva

Periodismo con vocación de servicio público. Conducen Emiliano Cotelo y Romina Andrioli. Con Gabriela Pintos, Rosario Castellanos y Gastón González Napoli. Producción: Rodrigo Abelenda y Agustina Rovetta. De lunes a viernes de 7 a 12 en Radiomundo 1170.

Notas Relacionadas

1 Comentario

  • En un futuro cercano los combustibles fósiles serán obsoletos por su falta y hoy empezaron a serlo además, por sus efectos en el cambio climático; creo que eso sucederá irrevocablemente.

    Ergo, algo hay que hacer con ANCAP, hay que innovar y transformar hacia las energías limpias y renovables; no es eso lo que propone Da Silva, su postura va en el sentido corto del lucro propio e inmediato sin perspectiva histórica.

    Creo además que el tema estratégico de la energía (como el agua, comunicaciones, puerto…etc) en un mercado de porte pequeño como el nuestro, si pasan a manos privadas tienden al oligopolio e incluso al monopolio; si va a haber monopolio prefiero sea estatal porque es público y al público debe rendir cuentas.

    Insisto con vehemencia, en que la cuestión crucial es preparase para un futuro exento de petróleo y es imprescindible en él, desarrollar soberanía energética, amplia y disponible.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*Es obligatorio poner nombre y apellido