El rol de Mustafá Kemal Atatürk en el Genocidio Armenio

Réplica a la discusión en La Tertulia de este miércoles 27 de abril a propósito de la condena del gobierno uruguayo a gestos racistas realizados por el canciller turco en su visita a Montevideo.


Durante el programa de EN PERSPECTIVA del 27 de abril de 2022, en momentos en que La Mesa debatía el lamentable gesto xenófobo del canciller de Turquía durante su visita a Montevideo, la Dra. Mariella Demarco se expresó en referencia al rol de Mustafá Kemal durante la ejecución del Genocidio Armenio.

Mientras argumentaba a favor de que una gigantografía de Mustafá Kemal presidiera la fachada de la novel Embajada de Turquía frente a la Plaza Matriz de Montevideo, la Dra. Demarco expresó sobre el fundador de la República de Turquía que “su vinculación con el Genocidio Armenio, que algunos armenios uruguayos le han atribuido, no está respaldada por la evidencia histórica”. Posteriormente, señaló que la república fundada por Kemal era “una república laica, era una república donde las mujeres votaron antes que en Uruguay, en 1930, antes que en Canadá, o sea, era otra Turquía”.

Estas afirmaciones, que dan cuenta de una falta de información respecto al rol protagónico de Kemal en la consumación y negación del Genocidio Armenio, así como también de las características de la república nacida en 1923, nos obliga a poner a disposición de los oyentes y lectores de EN PERSPECTIVA las siguientes puntualizaciones.

El Genocidio Armenio fue un plan de exterminio desarrollado por el Imperio Otomano entre 1915 y 1923, que costó la vida de más de un millón y medio de armenios. En una primera fase, ejecutada durante la participación del Imperio en la Primera Guerra Mundial, el gobierno del Comité Unión y Progreso -el partido ultranacionalista turco en el gobierno, también denominado Jóvenes Turcos- deportó a los desiertos de Siria y asesinó entre 1915 y 1917 a la enorme mayoría de sus ciudadanos de origen armenio. Durante este período, Mustafá Kemal, oficial del Ejército otomano, era miembro activo del Comité Unión y Progreso, y aunque no tenía responsabilidades de gobierno, compartía plenamente la ideología que justificó el exterminio de los armenios.

Durante el breve período inmediatamente posterior a la derrota del Imperio Otomano en la guerra, en el que fueron encarcelados algunos de los responsables de las masacres de los armenios, los testimonios históricos sitúan a Mustafá Kemal visitando a los genocidas en sus celdas. Tiempo después, su ascenso al poder conduciría a la liberación de la enorme mayoría de los detenidos y la consumación de la impunidad de los criminales.

En 1919, el movimiento nacionalista turco que encabezaba Kemal consolidó un gobierno en las provincias orientales del Imperio, en oposición al gobierno de Constantinopla. Desde ese momento y hasta 1923, los nacionalistas, bajo las órdenes de Kemal, iniciaron el vaciamiento de la población no turca de los territorios que estaban bajo su control efectivo, mediante la aniquilación de los armenios y griegos que habían escapado de la muerte. Algunos de ellos, finalizada la Primera Guerra y al amparo de la presencia militar europea en Cilicia (región que abarca las provincias costeras del Mar Mediterráneo, fuertemente habitadas por armenios), lograron volver a sus antiguos hogares, pero debieron enfrentar un nuevo embate genocida, esta vez por parte de las fuerzas nacionalistas a cargo de Kemal.

Fue Mustafá Kemal quien ordenó las masacres en la ciudad de Marash en enero de 1920, ampliamente registradas y denunciadas por las fuerzas Aliadas, en Hadjin en octubre del mismo año, y en toda la región de Cilicia, tras el retiro de las tropas francesas en octubre de 1921. Considerando que la mayoría de los sobrevivientes armenios arribados a Uruguay provenían de la región de Cilicia y sus familias fueron víctimas de estas campañas masivas de exterminio ordenadas por Kemal, la afirmación de la Dra. Demarco resulta especialmente grave.

En setiembre de 1920, siguiendo las órdenes de Kemal, el ejército nacionalista turco emprendió una invasión a la joven República de Armenia, durante la cual se produjo, tras la captura de las ciudades, la masacre y el saqueo de los armenios de las regiones fronterizas de Kars y Alexandropol, ocupadas por el ejército turco.

Sin ánimo de extendernos en la enumeración, en setiembre 1922, tras la captura de Esmirna por parte de las tropas nacionalistas de Kemal, los barrios griego y armenio de la ciudad fueron incendiados y su población forzada a huir por mar hacia Grecia para escapar de las llamas que representaron el fin de la milenaria presencia helénica y armenia en la ciudad.

Víctimas de las órdenes de Mustafá Kemal, perdieron la vida centenares de miles de armenios y griegos durante la fase final del Genocidio, los genocidas -antiguos camaradas de Kemal- fueron amnistiados y liberados, y se ratificó la confiscación de bienes de los ciudadanos armenios asesinados y deportados por parte del Estado. Además, se institucionalizó la política de negación del Genocidio Armenio como doctrina oficial, para lo que Kemal fundó en 1931 -ya como presidente de la República de Turquía- la Sociedad de Historia Turca.

Aquella otra República de Turquía, de la que se destaca su atributo de “laica” y en la que “las mujeres votaron antes que Uruguay”, continuó siendo un régimen totalitario donde los ciudadanos se organizaban en categorías de acuerdo a su etnia y religión, el idioma y la cultura kurda estaban prohibidos y los cadáveres de centenares de miles de inocentes aún permanecían insepultos a lo largo de las rutas que recorrieron las caravanas de la muerte hacia su destino final. Los únicos que lograron ver en esa República un modelo a seguir condujeron a la Humanidad a un nuevo genocidio. En su libro Atatürk in the Nazi Imagination, el historiador Stefan Ihrig cita a Adolf Hitler en 1938 diciendo lo siguiente a una delegación de políticos turcos: “Atatürk fue un maestro; Mussolini fue el primero y yo, su segundo alumno”.

Quedamos a entera disposición de la Dra. Demarco para poner a su alcance las abundantes fuentes bibliográficas que fundamentan esta réplica y, especialmente, los cientos de testimonios de los ancianos de nuestra colectividad, en cuyas memorias sobre las atrocidades cometidas por Kemal podrá encontrar la respuesta a nuestra justificada indignación.

Consejo Causa Armenia del Uruguay


¿Cómo te comunicás con En Perspectiva?

Por Whatsapp: 091 525 252
Por correo electrónico: enperspectiva@enperspectiva.net

Las opiniones recibidas podrán ser editadas por extensión y claridad.


En Perspectiva

Periodismo con vocación de servicio público. Conducen Emiliano Cotelo y Romina Andrioli. Con Gabriela Pintos, Rosario Castellanos y Gastón González Napoli. Producción: Rodrigo Abelenda y Agustina Rovetta. De lunes a viernes de 7 a 12 en Radiomundo 1170.

Notas Relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*Es obligatorio poner nombre y apellido