Entrevista central, martes 2 de enero: Leonardo Aguerre y Francis Raquet

EC —Recuerdo una charla TED, en noviembre de 2016, a cargo de Daniel Armand-Ugón, que manejaba una posibilidad como esta y que a todo el mundo le generó mucha sorpresa, porque resultaba algo raro, todavía lejano.

FR —Creo que es anterior. Yo vi esa TED talk, es más, estuvimos reunidos con Daniel en varias oportunidades, es una las personas con quienes empezamos a charlar este tema. Es muy buena, lo que Daniel plantea en su charla TED es exactamente lo que estamos planteando hacer nosotros. Ese es el concepto.

EC —Estamos hablando de que una empresa como Ventus, que tiene varios parques eólicos en funcionamiento en nuestro país, instale en ellos mismos los mineros. Tú decías que hasta ahora han hecho la prueba de ese modo, con las máquinas instaladas en el propio parque eólico.

FR —Sí, esa sería la forma más simple y rápida. Después el plan es instalar en un punto de consumo grande en Uruguay un minero de 10 MW. Ahí ya vamos a un tema mucho más grande, que ya necesita cierto tipo de regulación. Hay que analizar el proyecto desde el punto de vista fiscal, legal, va a necesitar aplicar ciertas reglamentaciones de la ley del mercado eléctrico que hasta el momento no se estaban aplicando demasiado. El proyecto final es armar un minero de 10 MW en un punto de consumo que ya tenemos definido –que por ser confidencial no podemos mencionar todavía–, donde tendría la potencia disponible, porque para poder consumir energía tenés que tener una potencia definida en tu centro de consumo. Esa potencia te va a permitir comprar energía en el mercado spot, que en este momento en Uruguay está muy bajo.

EC —Y ahí está la clave, Ventus decide incursionar en este tipo de emprendimiento, el de los mineros de criptomonedas, porque tenemos un exceso de producción de energía eólica, que tiene dos destinos posibles: el mercado spot, con precios bajos, y la exportación a Argentina –que requería una habilitación que demoró–, que no ha tenido hasta ahora valores suficientemente interesantes.

FR —Exacto. Lograr exportar fue un proceso de un año y medio, casi dos años. Lo estamos haciendo a Argentina, y ahora tenemos un contrato firmado con una comercializadora brasileña, vamos a intentar vender a Brasil, pero justamente ahora empiezan las lluvias allí y el precio baja. Tener un abanico de oportunidades para esa energía es provechoso, y aparte estar en una tecnología nueva, entonces estamos analizando instalar baterías de minado de bitcoins en los parques o en este punto. Argentina está pagando poco por la energía, no son precios atractivos; Brasil está pagando precios bastante más atractivos. Ahora estamos en un punto que es la excepción, porque este diciembre fue uno de los más secos de los últimos 20 años. Entonces si mirás el precio del mercado spot, está en su máximo de los últimos tres años, que es US$ 150 el megavatio/hora (MW/h). Es muchísimo, pero el promedio 2017 del spot va a estar en el entorno de algo más de US$ 20. En 2016 fue US$ 18, US$ 19. En diciembre de 2017 tuvo un pico porque fue un mes muy seco y a su vez la demanda aumentó mucho.

EC —Entonces, en un proyecto como este, ¿a cuánto le vendés la energía a Leonardo Aguerre?

FR —Estamos estimando un precio de entre US$ 40 y US$ 50 el MW/h, es una diferencia significativa. Si sos una industria, te instalás en Uruguay y te conectás a 30 o 60 kW de tensión, pagás en el entorno de US$ 110, US$ 120 el mega. Lo que estamos planteando hacer, que la ley y el reglamento lo permiten, es instalar todos los mineros en un punto de consumo que ya tiene la potencia disponible para poder comprar energía en el mercado spot, y ahí tener un precio que anda en los entornos que te mencionaba.

EC —Leonardo, ¿cómo se paga ese precio?, ¿cómo pagan los mineros ese precio de la energía y sus otros costos?

LA —Cuando minás [no] generás solo la criptomoneda, ahí minás bitcoins y minuto a minuto, día a día, vas ganando una serie de bitcoins.

EC —La red le paga a cada minero.

LA —Sí, la emisión de moneda no sigue ninguna política de ningún país o de ninguna persona. Está programada, en 2008 o 2009, cuando salió la moneda, definieron cómo iba a ser, y hoy estamos en una etapa en la que cada 10 minutos se generan 12,5 bitcoins y se distribuyen entre todos los mineros. Además hay un extra por validar las transacciones, un fee que se cobra por las transacciones. Pero en definitiva cobrás en bitcoins. Hay casas de cambio de menor y mayor escala en las que se vende esa criptomoneda y se pasa a dólares. Ahí tenemos dos alternativas, distribuir ganancias en bitcoins o en dólares, lo que nos simplifica muchísimo. La gente de Posadas y Vecino nos asesoró bastante, le estuvimos dando muchas vueltas al tema, y parecería que lo lógico sería vender los bitcoins y manejar luego todo en dólares, en pesos o en lo que fuera, pero venderlo y con eso pagar la electricidad, los sueldos, los impuestos, el alquiler, todo.

EC —Veíamos recién que a Ventus le interesa un negocio como este porque hoy se está produciendo más energía eólica de la que el mercado uruguayo necesita. Pero otra característica de la energía eólica es su variabilidad, no es regular, no es uniforme a lo largo del día, o de la semana o del mes, depende de si hay viento o no, y si hay viento, de qué velocidad tiene, etcétera. ¿Pueden venderle al minero energía eólica cuando la tienen y cortar el suministro cuando no la tienen? ¿Pueden ir graduando? ¿El negocio funciona igual así?

FR —Instalamos los mineros dentro del parque eólico, y la potencia del minero con relación al parque eólico es tan chica que prácticamente el 95 % del tiempo el minero consume energía del propio parque eólico. Cuando vayamos a un minero de gran escala, que es el proyecto final, la que le vendería energía a ese minero sería la comercializadora que tenemos ahora que está exportando esa energía, Vecodesa (Ventus Comercializadora de Energía SA), que es la que consiguió el permiso de exportación y puede comercializar energía. La ley y el reglamento te dejan exportar o vender internamente. Lo que haría Vecodesa sería venderle potencia y energía a ese minero. Los parques que maneja Ventus están en distintos departamentos, en Rocha, San José, Florida, Tacuarembó, Vecodesa le compra la energía de cada uno de esos parques. Por ejemplo hace dos o tres días casi no había viento en todo Uruguay, solo dos parques estaban generando significativamente, y uno de ellos era el de Rocha. A veces pasa que en ciertos lugares no hay viento y en otros sí. Entonces compraríamos energía a los parques que operamos nosotros, que en total son caso 80 MW, y se los venderíamos al minero. Si en algún momento faltara energía, la compraríamos en el mercado, que está muy bajo. El mercado spot en general, salvo este diciembre, está a precios muy competitivos. Si en algún momento falta energía la compramos en esta bolsa de energía que tiene Uruguay que es el mercado spot.

Pablo Izmirlian

Editor de EnPerspectiva.net y responsable del proyecto EN PERSPECTIVA radio. Comenzó su carrera como periodista en el año 2000 en el diario El Observador. Trabajó también en Búsqueda, La Diaria, Bla, El Espectador y The Washington Post.

Notas Relacionadas

1 Comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*Es obligatorio poner nombre y apellido